Fabiola Martínez se emociona al hablar de los diez años de Kike

La mujer de Bertín habla de la vida de su hijo, Kike

Es una madre coraje. Hace ya una década el destino puso en la vida de Fabiola Martínez una dura prueba de la que ha salido airosa, y no es de extrañar porque la llegada de su primer hijo, Kike, fue un regalo y el pequeño es la alegría de toda la familia. A pesar de sus limitaciones, es un niño que les ha dado a todos una lección gracias a su constancia, superación y a sus ganas de mejorar cada día.

La venezolana es clara. A Bertín Osborne y a ella los médicos les dieron para Kike un pronóstico de vida muy corto que ha superado con creces, en parte gracias al enorme esfuerzo del matrimonio y a todo el cariño que el pequeño recibe de sus hermanos: Carlos, Eugenia, Alejandra y Claudia, que se desviven con él.

Hace unos días tu hijo, Kike, cumplió diez años, ¿cómo lo viviste?

Fue precioso. Para mí fue un día de sentimientos revueltos porque siempre hemos tenido un poco la espada de Damocles sobre la cabeza. Desde que nació nos dijeron que no superaría los dos años de vida y cada año que va pasando, dices: «Uno más, y uno más». Ahora, al llegar a diez, es un año muy significativo. Y miras para atrás y dices: «Ay, Dios mío, cuando yo lo tenía así de chiquitito…». Por eso he publicado unas fotos en Instagram, que es la primera vez que las enseño y que pueden ser un poco duras…

🎁🎂🎉🎉👏👏👏💕💕❤❤😘😘

Un vídeo publicado por Fabiola de Osborne (@fabiolaosborne_) el

Pero lo cierto es que evoluciona a pasos agigantados…

Él está muy mentalizado con andar, porque quiere, pero le requiere mucho trabajo. Yo le pongo de pie y enseguida él quiere arrancarse, hacia adelante siempre. En la cabeza, él quiere, pero el cuerpo no le responde de la misma forma y tiene que trabajar mucho. Le hemos regalado un triciclo que puede manejar un poco, se le va moviendo y él se puede apoyar.

¿Asiste a un logopeda también?

Sí, en Sevilla, que es maravillosa. Cuando estamos en Madrid, nos manda deberes. Ahora estamos empezando a pronunciar la erre, que es dificilísimo y está todo el día: «Perrrrro» (risas).

Cuando el esfuerzo y la constancia empiezan a dar frutos… #mikike mi #heroe

Un vídeo publicado por Fabiola de Osborne (@fabiolaosborne_) el

 El estado de Kike se debe a que usted contrajo la bacteria listeria. ¿Qué le diría usted a todas esas madres que se encuentran en su misma situación? ¿Tuvo algún sentimiento de culpa?

Desde el momento en el que le pasa algo a tu hijo, aunque no tengas posibilidad alguna de haber intervenido en eso, una madre siempre se siente responsable, porque su vida está dentro de ti. Incluso, hasta cuando son enfermedades genéticas, que no tienen nada que ver contigo, siempre piensas que es por ti. Eso entra en tu condición de madre. Pero, una vez pasado esto, hay cosas que son fortuitas. Igual que te pasan cosas buenas, te pasan las malas. Kike lo tuvo, además, todo en contra. No sólo la bacteria, sino que también fue demasiado prematuro, tuvo complicaciones al nacer… Conozco un caso de una niña que nació a término, con la batería, y está sanísima. No tiene absolutamente nada.

¿Por qué apareces menos ahora en el programa de tu marido?

Es que yo no soy la presentadora, así que si mi presencia no está justificada, no tiene sentido que salga tampoco.

 

Déjanos tus Comentarios