Los excesos de la boda de Eugenia de York

Los excesos de la boda de Eugenia de York

Eugenia de York y Jack Brooskbank se subía en este lujoso coche para acudir a la posterior recepción tras la ceremonia.

Eugenia de York y Jack Brooskbank se daban el “sí, quiero” el pasado doce de octubre. Una emblemática fecha que reunió a multitud de celebrities en un mismo espacio. Un selecto grupo que, tras la ceremonia, acudía a la recepción ofrecida por la reina Isabel II y posteriormente, a la organizada por el padrino, el príncipe Andrés. Las celebraciones no terminaban ahí y un día después, se producía la verdadera fiesta con un carácter mucho más informal y relajado.

Ha sido a través de las redes sociales donde hemos podido ser testigos de los excesos que la citada fiesta ha tenido con motivo de la boda de Eugenia de York. Muy similar a la que diera Chiara Ferragni en su día, el evento ha contado con atracciones, foodtrucks y extravagantes estilismos por parte de los invitados.

Las atracciones, protagonistas de la fiesta

Los excesos de la boda de Eugenia de York

Algunas invitadas en el tiovivo de la fiesta de Eugenia de York. / Redes Sociales.

Sin duda, la estrella de la fiesta ha sido un tiovivo en el que todas las famosas, en mayor o menor medida, se han fotografiado. Pero este enlace ha dejado muchas más anécdotas para el recuerdo. Sin ir más lejos, en las fotos oficiales que la Casa Real Británica publicaba el sábado podíamos observar como una de las ex del príncipe Harry invitadas a la boda se colaba en las instantáneas.

Los asistentes pudieron competir en los emblemáticos coches de choque y además, participaron en diferentes juegos tradicionales. Como si de una fiesta de cumpleaños de la princesa Eugenia se tratase, no faltó la comida y la bebida, especialmente los cócteles pues había una amplia carta donde elegir. El responsable de organizar toda esta fiesta fue el mismo que en su día organizó la de los Beckham, una pareja a la que, por cierto no vimos entre los invitados.

Un día inolvidable

Los excesos de la boda de Eugenia de York

Eugenia de York lució varios diseños en el día de su boda. / Redes Sociales.

Todo esto tuvo lugar en The Royal Lodge, una propiedad del siglo XIX perteneciente al príncipe Andrés. Allí precisamente, Eugenia de York y Jack Brooksbank se dirigieron subidos a un espectacular coche. El Aston Martin DB10 fabricado en Reino Unido para la película Spectre, de James Bond. Esta fiesta dio lugar a instantáneas inolvidables; las fotografías oficiales, de hecho, ofrecieron una imagen sorprendente: Sarah Ferguson y Felipe de Edimburgo juntos en una misma fotografía, después de más de veinte años de tensa relación.

Respecto a los trajes de los novios, la mayoría de críticas han sido positivas para el vestido de Eugenia de York. Muchos la comparan incluso, con una auténtica princesa Disney. Pero, su segundo estilismo, no tiene nada que envidiar al primero. Un diseño de ensueño realizado por Zac Posen en un tono rosa palo con el que la novia se preparaba para una noche inolvidable.

Déjanos tus Comentarios