Estrés: así afecta a tu piel, cuerpo y mente

Estrés: así afecta a tu piel, cuerpo y mente

El estrés afecta notablemente a nuestro cuerpo, especialmente a la piel.

El estrés se define como un estado de cansancio mental producido por la exigencia de un rendimiento superior al normal. Sin embargo, el doctor Dr. José Luis Ramírez Bellver apunta, «es difícil definir qué es lo ‘normal’. No es una definición que valga para todo el mundo. Y lo que para unas personas puede ser estresante puede ser perfectamente asumible para otras».

«Todos podemos reconocer que estamos estresados ante un examen importante o una cirugía. Pero a veces no nos damos cuenta de que ir siempre con prisas, descansar poco, comer rápido, tener una lista de tareas que no disminuye… también supone un estrés para nuestro organismo que nos puede afectar tanto física como mentalmente», sentencia.

¿Cómo afecta el estrés a la piel?

Hay enfermedades dermatológicas (psoriasis, dermatitis, acné, efluvio telógeno – un aumento acelerado de la caída de cabello-) que empeoran claramente en periodos de estrés”,

Hay enfermedades dermatológicas que empeoran claramente en periodos de estrés, como la dermatitis o la psoriasis.

La piel es el mayor órgano del cuerpo. No solamente es una “barrera” que nos protege de las agresiones externas, sino que constituye un órgano en continuo cambio. El estrés produce una serie de sustancias que son capaces de alterar ciertas funciones y, por tanto, producir lesiones o desencadenar distintos síntomas en ella.

Si hay una patología concreta en la piel, lo primero es tratarla, afirma el doctor. «Pero igualmente importante es dedicar el tiempo necesario para explicar al paciente la conexión entre mente y piel e intentar, en la medida de lo posible, una modificación en los hábitos de vida (mala alimentación, descanso insuficiente, exceso de trabajo…) que estén contribuyendo a empeorar el cuadro», añade.

¿Cómo lidiar con él?

Estrés: así afecta a tu piel, cuerpo y mente

Los masajes y las rutinas de Spa son tratamientos altamente beneficiosos contra el estrés.

  • Relaja tu rostro: para las pieles sanas (sin ninguna patología) sometidas al estrés, Lush propone Validation Facial, un tratamiento de una hora que es un auténtico oasis multisensorial de relajación y bienestar en el que el tacto, el olfato, el oído y el gusto encuentran la calma; y la piel se relaja, para mostrarse al terminar luminosa, descansada y renovada.
  • Cuerpo y mente: contracturas musculares y dolor, especialmente en la zona cervical, en los hombros y la espalda, donde la tensión se instala, sensación de agotamiento… Déjate cuidar y recupera el bienestar tanto a nivel corporal como mental con un ritual antiestrés o back to life como el que propone The Organic Spa. Cuatro horas en las que te mimarán de pies a cabeza para eliminar el estrés de raíz.
  • Cabello y cuero cabelludo: como nos explica Carlos Oliveras, alma mater de Oliveras Hair Spa, “El estrés puede afectar al cuero cabelludo de varias formas. La más común es la caída, ya que la dermis capilar estresada se vuelve tensa y por tanto provoca que el cabello se debilite”, afirma. El exceso de grasa, la descamación o el cabello fino, opaco y sin fuerza son otras manifestaciones del estrés en cuero cabelludo y cabello. Para combatirlo, propone el Peeling capilar My.Scalp, un tratamiento muy relajante que se aplica en el cuero cabelludo seguido de un masaje y una infusión con hierbas que penetra en la piel, tratándola en profundidad.
  • Total reset: Desconecta de todo (ya sea por unas horas, una jornada o un fin de semana) escapándote a Brihuega, en la Alcarria, donde se esconde Niwa Hotel & Spa, un hotel boutique especializado en bienestar y terapias orientales en el que todo está cuidado para favorecer la relajación y la salud, desde su spa a su salón con chimenea, pasando por su extensa carta de tratamientos que unen las terapias orientales con los ingredientes autóctonos más auténticos, como la miel de la Alcarria o la lavanda.

Déjanos tus Comentarios