Ernesto Augusto y Ekaterina ya se han casado por lo civil

Ernesto Augusto y Ekaterina Malysheva en su boda civil.

La primera de las dos bodas de Ernesto Augusto de Hannover y Ekaterina Malysheva ya ha tenido lugar. Tras cinco años de amor, la pareja se ha casado por lo civil en el ayuntamiento nuevo de Hannover. Una ceremonia oficiada por al alcalde Stefan Schostok a la que han asistido alrededor de 30 invitados. Ha destacado la presencia de Chantal Hochuli y de los hermanos del novio: Christian, que asistió acompañado por su pareja, Sassa de Osma, y Alexandra, hija de Carolina de Mónaco.

Al contraer matrimonio, Ekaterina pasa a ser la princesa heredera de Hannover y duquesa de Bruncswick-Lüneburg, motivos por los que el príncipe Ernesto de Hannover podría estar molesto. Para el enlace la diseñadora ha escogido un vestido camisero de seda en color rosa, de Sandra Mansour, gran amiga suya y que también se encargará del vestido de la ceremonia religiosa el próximo sábado. En su segunda boda se espera que asista lo más VIP de la realeza europea, incluido el rey Felipe VI.

Una destacada ausencia

Desde hace días se rumoreaba la posible ausencia del padre del novio, Ernesto de Hannover, quién finalmente decidió no asistir al enlace. El todavía marido de Carolina de Mónaco se opuso a la boda desde el primer momento, «no ha sido fácil para mí tomar esta decisión, porque también involucra a mi hijo. Pero me he visto obligado a hacerlo porque está en juego la preservación de los intereses de la casa Hannover», declaraba a un periódico alemán.

Ernesto de Hannover y Carolina de Mónaco.

Resulta sorprendente que Ernesto de Hannover actúe así y no entienda la posición de su hijo, cuando él mismo ha contraído matrimonio en dos ocasiones. Además, en su primera boda con Chantal Hochuli también tuvo que lidiar con la oposición de sus padres al enlace. 

Déjanos tus Comentarios