La importante decisión de Edurne y David de Gea

Edurne

Edurne y de Gea posando muy acaramelados en la alfombra roja de unos premios de fútbol.

Forman una de las parejas más estables del panorama internacional. Sin embargo, Edurne y David de Gea están cansados de tener que llevar su relación a distancia. No se ven tanto como les gustaría y como han visto que las cosas, por motivos profesionales, no van a cambiar a corto plazo, han decidido dar un paso más en lo suyo y propiciar una convivencia diaria. De esta manera, la cantante ha hecho las maletas y se ha instalado en Inglaterra, donde él juega con el Manchester United desde 2011.

«Al final me he mudado allí. Yo vivo en Manchester y vengo aquí a España para trabajar. Finalmente no ha podido ser que él esté aquí, pues ya me voy yo, no pasa nada», aseguraba Edurne en una entrevista recogida por El Español. Eso sí, la que fuera concursante de Operación Triunfo deja claro que, por ahora, la mudanza es el único paso que tienen previsto dar. «No soy de las que piensan en primero una boda y luego hijos. Si te apetece más ser madre que casarte, fenomenal, o si solo quieres ser madre o solo casarte, genial, pero, de momento, ni una cosa ni otra», zanjaba divertida.

Unos planes rotos

David De Gea durante un partido de la Premier League.

Lo cierto es que desde hace varias temporadas se ha especulado mucho con el posible fichaje de De Gea por el Real Madrid. Un cambio que haría posible que él y su pareja cumplieran su deseo de vivir en la ciudad en la que se conocieron. Sin embargo, todo parece indicar que estas negociaciones se han parado, y es que el equipo merengue acaba de incorporar a otro guardameta, Thibaut Courtois, a sus filas. Así, el sueño de Edurne y David se ha esfumado, al menos de momento.

Lo cierto es que estas adversidades solo han conseguido unirles. De Gea y Edurne llevan ya ocho años de relación. Un noviazgo que comenzó con un verdadero flechazo. Ambos coincidieron en la grabación de un villancico benéfico para un videojuego y, desde entonces, no se han separado. Han encontrado el uno en el otro a la persona perfecta, entienden sus respectivos trabajos, se respetan y, sobre todo, se quieren.

Déjanos tus Comentarios