Los Duques de Cambridge reclaman un millón y medio de euros a dos publicaciones

Los Duques de Cambridge reclaman millón y medio de euros a una publicación

Los Duques de Cambridge en una imagen de archivo/ Gtres.

Esta semana los Duques de Cambridge tienen una cita en los tribunales franceses. Bueno, no ellos en concreto, más bien sus abogados representantes. ¿El motivo? La celebración del juicio contra seis periodistas por la publicación de unas imágenes de Kate Middleton en topless.

Bajo el título Las fotos que darán la vuelta al mundo, la revista francesa Closer lanzó en septiembre de 2012 un número especial que incluía en portada dichas fotografías. En ellas se veía a Guillermo y Kate a la orilla de una piscina disfrutando de un día de sol; ella aparecía luciendo un bikini de rayas, pero solo la braguita, sin la parte de arriba.

Las imágenes más buscadas de los Duques de Cambridge

Las imágenes se habían tomado en la Provenza francesa, en un castillo privado propiedad de un tío del duque. Eso sí, a la hora de tomarlas, los fotógrafos se habían colocado en un camino público y desde ahí habían disparado las polémicas instantáneas.

La polémica no se hizo esperar, ya que la Familia Real británica consideró que se había cruzado una línea roja. De hecho, Guillermo y Kate se mostraron “enormemente tristes tras saber que una publicación francesa y un fotógrafo han invadido su privacidad de una manera tan grotesca e injustificable”, según afirmaron en un comunicado oficial.  Los duques iniciaron al instante entonces acciones legales contra Closer, publicación a la que reclaman un millón y medio de euros en concepto de indemnización.

Seis periodistas se sientan en el banquillo

Ahora, cinco años después, seis son los periodistas que se sientan en el banquillo de los acusados. La justicia francesa ha acusado a Laurence Pieau (directora de Closer), Ernesto Mondadori (dueño de la revista), junto a Cyril Moreau y Dominique Jacovides , dos fotógrafos de una agencia especializada en prensa del corazón; son los principales sospechosos de ser los autores de las imágenes, aunque ellos siempre lo han negado.  Aparte, también comparecerán Marc Auburtin, director de La Provence en esa época, y la fotógrafa Valerie Suau; en su caso, porque una semana antes que Closer, ellos hicieron públicas otras imágenes de la duquesa, aunque en ellas lucía un bañador rojo.

«En septiembre de 2012, mi esposa y yo pensamos que podríamos ir a Francia a pasar unos días en una villa aislada propiedad de un miembro de mi familia y así disfrutar de nuestra privacidad. Conocemos Francia y los franceses y sabemos que son, en principio, respetuosos con la vida privada, incluyendo la de sus visitantes. La forma ilegal en la que fueron tomadas esas fotografías fue especialmente impactante para nosotros, ya que violó nuestra privacidad«, afirma el príncipe Guillermo en un comunicado leído el pasado martes por su abogado, Jean Viel.

Déjanos tus Comentarios