El duque de Edimburgo, marido de Isabel II, no volverá a conducir

duque de Edimburgo

El duque de Edimburgo ha devuelto voluntariamente su carnet de conducir.

El príncipe Felipe, marido la reina Isabel II, no conducirá más. Así lo ha señalado el Palacio de Buckingham en un escueto comunicado al respecto. “Después de una cuidadosa consideración, el duque de Edimburgo ha decidido entregar voluntariamente su licencia de conducir”, señala. Esta decisión llega casi un mes después del accidente de tráfico que sufrió en Sandringham.

La reina Isabel se llevaba un gran susto el pasado 17 de enero, cuando su marido colisionaba con un vehículo. Era el mediodía cuando el duque de Edimburgo, que conducía un Land Rover, sufrió un accidente al incorporarse a la A 159 en Norfolk. Fue entonces cuando un Kia que circulaba por esa carretera colisionó con un lateral del coche en el que viajaba el marido de la reina.

El duque de Edimburgo, ¿capacitado para conducir?

Felipe de Edimburgo pierde el carnet de conducir

Zona en la que tuvo lugar el accidente en el que estuvo implicado Felipe de Edimburgo, el pasado enero.

Tras el accidente, el propio duque de Edimburgo reconoció que el sol le había deslumbrado. Además, se interesó por el estado de los tres ocupantes del vehículo, dos mujeres y un bebé de diez meses. Este último resultó ileso mientras que las otras dos víctimas resultaron heridas leves. Días más tarde, una de ellas, Emma Fairweather, con una muñeca rota a causa del accidente, aseguró no haberse sentido respaldada por la familia real.

En cualquier caso, el duque de Edimburgo, le escribió una carta pidiéndole disculpas. “Supe que usted tenía el brazo roto, por lo que estoy terriblemente desolado. Le deseo una rápida recuperación”, señalaba entre otras cosas. A pesar de que el marido de la Reina reconoció su culpa, el debate estaba en la calle. Los medios de comunicación comenzaron a cuestionar públicamente si estaba o no capacitado para conducir a los 97 años.

Una drástica decisión para zanjar del debate

duque de Edimburgo carnet de conducir

La reina Isabel podría haber influido en su marido para que entregase su licencia.

En principio, parecían pocas las probabilidades de que el duque de Edimburgo renunciase a conducir. Es más, tres días después del accidente, fue fotografiado conduciendo y sin el cinturón de seguridad puesto. Finalmente, quizá influido por la propia reina Isabel, tomó la decisión de entregar voluntariamente su licencia de conducir. Una decisión que, a buen seguro, no le ha resultado sencillo tomar.

El duque de Edimburgo decidió retirarse de la vida pública en mayo de 2017. Desde entonces, pasa gran parte de su tiempo en la finca real de Sandringham. Aunque alejado del foco mediático, sí acudió en 2018 al enlace del príncipe Harry y Meghan Markle, así como al de Eugenia de York con Jack Brooksbank.

Déjanos tus Comentarios