Doña Sofía, una vida entregada a su familia

reina sofía octubre 2016

La reina sofía en una imagen de archivo. 

La mujer de don Juan Carlos está de plena actualidad. Sobre todo después de que la prensa italiana se hiciera eco de una posible amistad entre doña Sofía y Alfonso Díez. Sin embargo, a pesar de que el rumor ha quedado más que desmentido, la Reina Emérita ha vuelto a la actualidad. ¿Cómo vive ahora mismo la madre de Felipe VI su día a día?

Tras la abdicación de don Juan Carlos y su hijo, el matrimonio pasó a disfrutar de una jubilación dorada. Ha sido precisamente el Rey Emérito el que más ha visto reducida su agenda oficial. Unos cuantos eventos aparecieron en la del año pasado. Sin embargo, desde Casa Real sí se ha mantenido a doña Sofía con un papel más activo. Así, acude a eventos puntuales -como los Premios Princesa de Asturias- y colabora con fundaciones benéficas a las que siempre ha estado muy ligada.

Pero, ¿dónde vive doña Sofía?

Don Juan Carlos y doña Sofía en una de sus apariciones públicas.

Don Juan Carlos y doña Sofía en una de sus apariciones públicas.

En Sálvame se ha hablado largo y tendido sobre el tema estos días. Es un hecho que, en privado, la relación entre el matrimonio es distante. Así, doña Sofía no vive en el Palacio de la Zarzuela; al menos, no todo el tiempo. Muy comentada fue la posibilidad hace unos meses de que decidiera instalarse en el Palacio de Marivent. Precisamente Mallorca es uno de los paraísos de doña Sofía. Allí disfruta en verano, rodeada de su familia y sus nietos.

Junto a ella siempre está su hermana, Irene de Grecia, que es su fiel compañera. Ambas distribuyen su tiempo entre España (Palma y Madrid), Londres (donde Irene residió muchos años) y Grecia, tierra natal de ambas; además, en el país heleno es donde su hermano Constantino reside. Las hijas de los fallecidos reyes griegos también visitan con frecuencia Suiza; en concreto Ginebra, ciudad en la que viven los Urdangarín-Borbón.

Una reina volcada en su familia

Los Reyes, sus hijas y la Reina Sofía en la Misa de Resurección 20017

La familia es lo más importante para doña Sofía. 

Precisamente sus visitas al país helvético están motivadas por el motor de la reina Sofía: su familia. El exilio de la infanta Cristina, su marido y sus cuatro hijos no ha sido un impedimento para que ella disfrute de ellos; no así otros miembros de la familia, por ejemplo, los Reyes y sus hijas. Don Felipe y doña Letizia no mantienen contacto con los Urdangarín-Borbón. Así, sus hijas solo ven a sus primos en verano, cuando la reina Sofía los reúne.

Es esta faceta familiar de la Reina Emérita una de las más criticadas y aplaudidas a partes iguales. En sus planes nunca ha entrado formalizar el divorcio de don Juan Carlos; la familia unida es lo primero. También se habló, y mucho, de sus viajes a Washington cuando su hija mediana y su familia residían allí tras estallar el caso Nóos. Pero ella siempre ha tenido clara cual es su prioridad; al margen, eso sí, de su cumplimiento con el deber institucional. Su familia está por encima de todo, y eso nadie va a cambiarlo.

Dejanos tus Comentarios