Dafne Fernández confiesa su angustia por viajar sin su hijo

Dafne Fernández ha estado muy preocupada por dejar a su hijo Jon y marcharse de viaje

Dafne Fernández ha estado muy preocupada por dejar a su hijo Jon y marcharse de viaje. / Instagram: @dafnefernandez.

Desde que Jon nació el pasado 30 de agosto, Dafne Fernández lo ha tenido a su lado. Convertida en toda una madraza, ha estado muy pendiente de su hijo desde antes de que naciera. Eso sí, una vez con el pequeño en sus brazos, han estado juntos todo el tiempo. El problema ha llegado para Dafne cuando ha decidido junto a su pareja hacer un viaje solo para dos.

Igual de importante que hacerse cargo de todas las necesidades del pequeño es cuidarse a una misma y también a la pareja. A pesar de tener la decisión muy clara y todo muy bien organizado para que el pequeño se quedara en las mejores manos, esta separación se ha convertido en casi una tortura para Dafne y ella misma les ha explicado a sus seguidores cómo ha sido esta experiencia.

Las lágrimas de Dafne Fernández 

Dafne Fernández ha estado muy preocupada por dejar a su hijo Jon y marcharse de viaje

A pesar de la angustia, la pareja ha podido disfrutar de la experiencia. / Redes sociales.

Cuando la actriz y su marido, el fotógrafo Mario Chavarría, decidieron viajar a Nueva York, seguro que no se esperaban que la separación de su hijo Jon les traería tantas emociones. A pesar de que ha sido por un breve periodo de tiempo, al ser la primera vez que se separaban de él, todo ha hecho que los sentimientos estén a flor de piel.

Ante la cantidad de preguntas que recibió sobre qué había hecho con su hijo durante su viaje a la gran manzana, Dafne quiso compartir su experiencia: «Fue nuestro primer viaje sin él y yo lo pasé muy mal. No solo en el viaje, sino que una semana antes de irnos estaba llorando todo el rato». Además también quiso confesar cuál había sido uno de sus mayores miedos durante la travesía: «Como íbamos Mario y yo, de repente pensé que no podíamos viajar juntos porque si nos pasaba algo se quedaba sin los dos padres». Una angustia que por suerte no ha conseguido amargarles el viaje. La pareja ha regresado sana y salva para correr a los brazos de su pequeño, que les ha esperado con ganas de compartir la siguiente aventura en familia.

Déjanos tus Comentarios