Cuidado de manos: es el momento de mimarlas

Cuidado de manos: es el momento de mimarlas

Con el cuidado de manos, aportamos una sensación de confort y nutrición al tiempo que reparamos la piel.

Desde que el COVID-19 empezó a formar parte de nuestras vidas todas las autoridades sanitarias han dejado claro que para prevenir el contagio, la mejor medida es mantener las manos permanentemente limpias y evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca. Sin embargo, el exceso de higiene ya está mostrando sus consecuencias y un altísimo porcentaje de personas ya las sufre, por eso es imprescindible el cuidado de manos.

La piel de las manos está deshidratada (pues cada vez que las lavamos o limpiamos con gel alcohólico eliminamos su capa de protección natural), muestra una profunda sensación de disconfort. Y en las pieles más sensibles puede dar lugar a irritaciones, agrietamiento e, incluso, patologías dermatológicas como la dermatitis, que van acompañadas de picor, molestias e incluso pequeñas lesiones.

1. Medidas de higiene 

Cuidado de manos: es el momento de mimarlas

Es importante secar muy bien las manos tras cada lavado, especialmente, antes de ponernos guantes.

Dado que nos lavamos las manos, ya sea con agua y jabón o con gel hidroalcohólico, una vez tras otra, es importante hacerlo con un producto que las respete lo más posible. Desde la AEDV (Academia Española de Dermatología) recomiendan evitar el agua muy caliente, así como muy fría. Lo ideal es hacerlo con agua tibia, con un jabón respetuoso con la piel, y secar por medio de ligeras presiones, sin frotar.

2. Mucha hidratación

Cuidado de manos: es el momento de mimarlas

Lo idóneo, es utilizar una crema de manos que puedas transportar fácilmente y no compartas con otra persona.

Para minimizar los daños procura siempre, tras la higiene, aplicar una crema rica en ingredientes emolientes, calmantes, nutritivos y, por supuesto, hidratantes, que ayude a la piel a recuperarse y regenerar su barrera de protección natural tras la agresión sufrida. Si tienes que salir de casa, recuerda llevar tu crema en el bolso, y, a ser posible, no la compartas: mejor si solo la tocas tú, y siempre con las manos limpias.

3. Cuidado de manos intensivo

Cuidado de manos: es el momento de mimarlas

Para intensificar el tratamiento, lo ideal es incorporar un aceite reparador en nuestra rutina.

Especialmente si notas que tus manos están ásperas, sientes molestias a la hora de lavarlas o simplemente al tacto, o notas que la piel está irritada, cuarteada o enrojecida, es el momento de sacar los refuerzos. Una mascarilla específica para las manos te ayudará a recuperar el confort y el bienestar.

Déjanos tus Comentarios