Cuatro partes del cuerpo que delatan nuestra edad

Con el paso del tiempo, hay partes del cuerpo que se ven especialmente afectadas.

Cuello, manos, cara interna de los brazos y cara interna de los muslos son, sin duda alguna, las partes del cuerpo femenino más complicadas. E incluso en mujeres que se cuidan mucho tanto a nivel de ejercicio como de dieta, delatan cómo el paso de los años va haciendo sus estragos. No hay más que fijarse en muchas celebrities, que pese a lucir físicos envidiables, también muestran signos de envejecimiento que delatan su edad.

Por lo general, tendemos a cuidar con más mimo el rostro, que es asimismo la estrella de los tratamientos de medicina estética, sin tener en cuenta que hay otras zonas igualmente delicadas y muy visibles. Como nos explica la doctora Purificación Espallargas: “A partir de los 20 años, el envejecimiento se pone en marcha en nuestro organismo a todos los niveles. Por un lado, en la piel disminuye la producción de colágeno y elastina. Por otro, nuestras células dejan de producir ácido hialurónico.

Partes del cuerpo afectadas

Cuatro partes del cuerpo que delatan nuestra edad

Las manos son una de las zonas de nuestro cuerpo más castigadas.

  1. Cuello: Pese a que todos los expertos insisten en la importancia de prolongar el cuidado facial hasta cubrir la zona del cuello y el escote, no lo solemos hacer. Este es uno de los motivos de que el cuello sea una de las partes del cuerpo que antes muestra los signos del envejecimiento.
  2. Manos: Junto con el rostro, las manos son la parte del cuerpo más expuesta y maltratada por los factores ambientales o el contacto con detergentes, entre otros motivos. Y es que su piel es muy fina y contiene pocas fibras de colágeno y elastina, que se rompen con facilidad. De ahí que envejezcan rápidamente, que se pierda la grasa y tanto las arrugas como los huesos, tendones y venas se marquen, mostrando un aspecto demacrado.
  3. Cara interna del brazo: Con el paso del tiempo, el efecto de la gravedad y la pérdida de elasticidad y firmeza que conlleva el evenjecimiento de la piel, el tríceps branquial, pierde tono. Se queda «colgón» y da lugar al antiestético efecto conocimo como «alas de murciélago».
  4. Cara interna del muslo: En la cara interna de los músculos son los muslos aductores los responsables de la firmeza. Se trata, sin lugar a dudas de la parte del cuerpo más difícil de tonificar con el ejercicio.

La medicina estética

Cuatro partes del cuerpo que delatan nuestra edad

La medicina estética cuenta con diferentes tratamientos para frenar los signos de la edad.

En quirófano: El lifting de cuello, la braquioplastia en quirófano (el nombre técnico que recibe el lifting de la cara interna de los brazos) y la meloplastia (lifting de la cara interna de los muslos) son procedimientos quirúrgicos en los que se extirpa el tejido sobrante para eliminar la flacidez con muy buenos resultados. Sin embargo, como sucede con toda cirugía, tienen sus riesgos y requieren un tiempo de recuperación y un postoperatorio y aislamiento por los que muchos pacientes no quieren pasar.

En consulta: Tratamientos como el HIFU, la radiofrecuencia bipolar o las ondas de choque son muy eficaces para tratar la flacidez, así como la grasa localizada, incluso en zonas tan complicadas como son la cara interna de los brazos y los muslos; mientras que la redensificación cutánea, a menudo combinada con otras técnicas como el retensado o la mesoterapia con factores de crecimiento ofrecen resultados muy satisfactorios a la hora de mejorar el aspecto tanto de las manos como del cuello sin necesidad de pasar por el quirófano.

Déjanos tus Comentarios