6 consejos para que tus bikinis y bañadores duren perfectos más tiempo

Cómo cuidar tu bikini

¡Comienza la tan ansiada temporada de baño! Los más afortunados –esos que viven en zona costera o tiene piscina en su casa- disfrutarán del agua todos los días; los demás, pasaremos lo mejor que podamos los días de calor hasta obtener nuestra recompensa: unas vacaciones en remojo.

¿Quién no odia que el bikini se haga grande o el estampado tropical de ese bañador tan ideal acabe perdiendo el color? Cuidar la ropa de baño es esencial. No solo porque tardamos horas y horas –y tiendas y tiendas- en encontrar esa prenda ideal, también porque el tejido con el que está hecha es delicado. Debemos ser cuidadosas con nuestros bikinis y bañadores, de esa forma permanecerán como nuevos mucho más tiempo.

Cómo cuidar tus bikinis y bañadores

Para que lo hagas de forma sencilla, te damos una serie de consejos sobre cómo debes lavarlo o guardarlo. ¡Toma nota antes de irte de vacaciones!

1. Lávalo antes de estrenarlo. Pero no solo con agua o con jabón. Añade un poco de sal o vinagre para que se fijen los colores al tejido. Durará intacto mucho más tiempo.

2. A mano, mucho mejor. Cuando necesites lavar o enjuagar después de usar tus prendas de baño, lo mejor es que lo hagas mano. Usa un jabón neutro para eliminar el salitre y el cloro que se hayan podido quedar en el tejido.

Bajo ningún concepto dejes nunca tu bikini o bañador al sol: este estropeará el color. 

3. ¿Puedo meter en la lavadora? Sí, puedes lavar tus bañadores y bikinis en la lavadora, pero con cuidado. No uses nunca suavizante en tus prendas de baño y mételas en una bolsa protectora de tela para evitar enganchones.

4. Sécalo siempre a la sombra. Como ya sabrás por experiencia propia, el sol es el gran enemigo de tus bañadores y bikinis. Ponlas siempre a secar a la sombra, extendidas sobre una superficie lisa y del revés, para evitar que el sol de en el color. ¡Y no se te ocurra ponerlos nunca en la secadora!

5. Para guardarlos, siempre en una bolsa de tela. A la hora de quitarte la prenda de baño mojada para llevártela a casa, huye de las bolsas de plástico. Utiliza una de tela, que hará que transpire, y envuélvelo en la toalla para evitar mojar el resto de cosas de tu bolso.

Cómo cuidar tus bikinis y bañadores

6. Al ponerte protector solar, cuidado. No debes olvidarte nunca de aplicarte protector solar cuando vayas a estar al sol. Aparte de tener cuidado con el agua –replicándolo cada más tiempo-, al ponértelo ten cuidado de que no roce tus prendas de baño, ya que atacará el color.

Si sigues todos estos consejos, al acabar la temporada de baño podrás guardar casi intacto tu bañador o bikini favorito. Al hacerlo, ponlo en una bolsa de tela; cuando lo saques el verano que viene, podrás disfrutar de él sin ningún problema.

Déjanos tus Comentarios