Cinco consejos para no estresarte en tus compras navideñas

Las compras navideñas ya son una tradición más de estas fiestas.

Las navidades están a la vuelta de la esquina. Una época cargada de reencuentros, comidas entre compañeros, familiares, amigos… Pero, por supuesto, es tiempo también de regalos y sorpresas. El amigo invisible, Papá Noel, los Reyes Magos… Son muchas las listas de deseos que tenemos que escribir. Esto hace que todos coincidamos a la vez en las tiendas y centros comerciales.

Un bullicio que muchas veces entorpece nuestras compras. Para que eso no ocurra y disfrutes preparando las sorpresas, Carolina García, Directora de Hug&Clau, ofrece los mejores trucos para disfrutar de un día de shopping sin estrés.

1. La actitud es lo más importante

La actitud, tanto en esto como en el resto de situaciones de la vida, es lo esencial. Así, si quieres elegir un detalle perfecto y adaptado a cada persona, podemos escribir en una hoja cuál es el objetivo del regalo, lo que nos gustaría transmitir con él y las ideas que tenemos basadas siempre en los gustos de la otra persona. Otra de nuestras máximas debe ser la flexibilidad. Puesto que son días en los que los stocks son limitados o hay imprevistos, hay que adaptarse a las circunstancias.

2. Comprar solo porque nos apetece

Comprar con sentimiento es la clave de acertar con tu elección.

El acto de regalar tiene que ser sincero y tener la única finalidad de transmitir nuestro afecto o nuestro agradecimiento. Así, lo principal es llevar a cabo este acto de corazón y nunca por algo impuesto o por compromiso. Si lo haces de esta manera, eso se transmite.

3. Ir con tiempo

Con relax y, sobre todo, con el día entero libre por delante. Así es como debemos afrontar nuestras compras navideñas. Para no vernos envueltos en el vertiginoso ritmo, podemos empezar el día desayunando en uno de nuestros lugares favoritos. Después, lo recomendable es pasar por las tiendas llena de energía y sin agobiarnos por no encontrar nada en el primer local que pisamos.

4. Déjate aconsejar

Los dependientes pueden ayudarnos a resolver dudas y darnos buenas ideas.

Si no tenemos un regalo del todo claro y nuestras ideas no nos terminan de convencer, hay que pasar al segundo paso: pedir ayuda. Los dependientes de los distintos establecimientos están para asesorar y para enseñarnos distintas propuestas con las que, quizás, tú no contabas. Si les explicamos para quién es ese detalle tan especial y qué sentimientos queremos conseguir despertar con él, ¡seguro que nos dan ideas maravillosas!

5. Añade un toque emocional

Si además de comprar el regalo añadimos algún detalle hecho de forma manual no solo viviremos con mucho más entusiasmo esa compra, sino que conseguiremos emocionar de verdad. Adjunta una tarjeta, una foto, un mensaje, recuérdale lo importante que es para ti, lo mucho que le quieres y todo lo que aún os queda por compartir… ¡Convertir un regalo en algo emocional y no solo material hace que el triunfo esté asegurado!

Déjanos tus Comentarios