Enamorados y enamoradas: cómo disfrutar de San Valentín en 10 pasos

Sorprender a tu pareja en un día tan romántico como San Valentín merece la pena.

Seguramente que conocéis esa frase que dice más o menos que el amor es como una planta que hay que regar día a día. Pues bien, si eres de los que estás recién enamorado, o si por el contrario llevas ya a tus espaldas muchos aniversarios junto a tu pareja, debes recordar que una fecha tan señalada como el 14 de febrero, hay que celebrarla como se merece, disfrutando de tu pareja y envolviendo la cita entre grandes dosis de romanticismo.

Para triunfar el día de los enamorados, no nos engañemos hay que esforzarse, vamos a darte unas pautas, un decálogo creado por la Casa de Protocolo, que te ayudará a disfrutar de San Valentín.

El día de los enamorados no debería ser solo el 14 de febrero, el amor hay que cuidarlo todos los días.

  • Consigue que sea un día especial. No hace falta tirar la casa por la ventana,  ni ser un grandísimo romántico, lo que importa es salir de la rutina y transformar un miércoles cualquiera en un día especial para él o ella.
  • Dedica tiempo a prepararlo. A que nos referimos con dedicar tiempo, pues simplemente a pensar en ese restaurante que os gustaría probar o esa obra de teatro que desde hace tiempo queréis ver. Seguro que surgen varios planes apetecibles.
  • Cuida los detalles. Ponte ese perfume que tanto le gusta, elige su música favorita, dale una sorpresa yendo a buscarle al trabajo…, esos detalles marcarán la diferencia.
  • Fíjate un presupuesto. No es necesario dejar el sueldo del mes en esta celebración. Los regalos caros no siempre son los que más gustan, por lo general las mejores cosas de la vida y los detalles más especiales, no tienen precio.
  • Sé puntual. Es algo que siempre debemos cumplir, pero más aun cuando se trata de una ocasión especial como esta. Es muy complicado hacer esperar a una persona durante media hora y pretender que la magia no se rompa.

  • Olvida el móvil. Sé generoso y dedica todo tu tiempo a esa persona especial. Muéstrale lo mucho que te importa centrándote en ella. No hay nada como escuchar a tu pareja y mirarla a los ojos demostrándole como te importa.
  • Sé discreto o discreta.Elegante y llamativo son adjetivos que no suelen ir de la mano”, explica la experta en protocolo Yolanda Pérez. “Mi consejo es ser comedido tanto a nivel de apariencia como de conducta, no olvidemos que la elegancia está en insinuar, no en mostrar abiertamente”.
  • Mantén a raya las expectativas. Si se parte desde una situación de pareja complicada no se puede pretender arreglar todos los problemas en una noche. Y si se está empezando, es probable que no todo salga perfecto. Lo mejor es dejarse llevar y disfrutar de ese momento.
  • Aprovecha para mimarte. San Valentín es la excusa perfecta para comprar ese perfume que te gusta, hacerte un tratamiento en profundidad o, simplemente, encerrarte en el baño y dedicar más tiempo del habitual a prepararte para la cita. Forma parte de la magia y la ilusión.
  • Llévalo a tu día a día. No dejes que la rutina empañe todo lo conseguido este día. Busca momentos de intimidad con tu pareja, sorprende y ten detalles con él o ella durante el resto del año.

Para disfrutar de un buen San Valentín, es un muy importante pensar tanto en ti como en tu pareja

Déjanos tus Comentarios