Cómo conseguir unos labios jóvenes, bonitos y sanos

Cómo conseguir unos labios jóvenes, bonitos y sanos

Los labios desvelan de nosotros mucho más de lo que pensamos…/ Redes sociales.

Gracias a ellos podemos realizar funciones tan dispares como comer, beber, hablar o besar. Los labios son el centro del rostro, y protagonistas indiscutibles en los looks de maquillaje. Pero también son, al mismo tiempo, los grandes olvidados en lo que se refiere al tratamiento facial.

Un gran error si tenemos en cuenta que, por sus características, se trata de una de las partes más delicadas del rostro, que acusa especialmente los signos del paso del tiempo; pérdida de definición y volumen, así como arrugas en su contorno son las consecuencias más evidentes. Además, tienen mucho que ver con cómo nos perciben los demás.

Una fisiología particular

Cómo conseguir unos labios jóvenes, bonitos y sanos

A medio camino entre el tejido cutáneo del rostro y la mucosa del interior de la boca, los labios tienen muchas peculiaridades a nivel fisiológico. Por un lado, su epitelio no tiene nada que ver con el resto de la piel. En primer lugar, porque es transparente; por este motivo los labios tienen ese particular color rosado, pues los múltiples vasos sanguíneos que contienen se transparentan.

Por otra parte, prácticamente no contienen melanocitos (lo que hace que estén extremadamente vulnerables frente a la radiación solar), ni glándulas sudoríparas ni sebáceas. Así, se encuentran desprotegidos y no pueden mantenerse hidratados por sí mismos; para ello necesitan ser humedecidos con la saliva. En resumen: están mucho más expuestos a las agresiones que cualquier otra parte del rostro. Y demasiado a menudo solo nos acordamos de ellos a la hora de maquillarlos.

Tratamiento labial: los imprescindibles

Cómo conseguir unos labios jóvenes, bonitos y sanos

Como comentábamos, no tienen la capacidad de hidratarse por sí solos, por lo que el uso de un bálsamo labial hidratante es fundamental a diario; debes aplicarlo tantas veces como sea necesario. Además, especialmente a partir de los 35-40 años, cuando empiezan a perder volumen y a desdibujarse, es más que recomendable utilizar un tratamiento específico para prevenir su envejecimiento y su pérdida de definición.

Por otra parte, para que se mantengan lisos y uniformes, y para eliminar todas las células muertas que acumulan en su superficie en forma de antiestéticos pellejitos, conviene exfoliarlos una media de una vez a la semana. Ya sea con un exfoliante específico para los labios o con una receta casera. Por último, no hay que olvidar la protección solar; aún más importante en los labios por no tener la capacidad de pigmentarse para protegerse.

Los básicos para cuidar tus labios

Cómo conseguir unos labios jóvenes, bonitos y sanos

Exfoliar tus labios una vez a la semana es un básico para su cuidado.

Hidratación varias veces al día, exfoliación una vez por semana, un tratamiento específico (mejor por la noche, cuando la piel se regenera) y protección solar diaria son los 4 pilares del cuidado labial. Si no tienes un exfoliante labial, no utilices el mismo que para el resto del rostro; es muy sencillo hacerlo en casa, y el resultado es una opción eficaz y económica.

Mezcla en un recipiente pequeño una cucharada de azúcar granulado, una cucharada de miel y unas gotas de aceite de oliva. Remueve hasta que se integren perfectamente; aplica con un suave masaje por toda la superficie y aclara con agua tibia.

Déjanos tus Comentarios