El calvario de Colin Firth y su mujer, Livia, con un acosador

El calvario de Colin Firth y su mujer, Livia, con un acosador

Colin Firth y Livia han vivido una pesadilla.

La noticia saltaba hace unos días: el actor británico Colin Firth y su mujer, Livia, acudían a la Fiscalía de Roma para poner una denuncia. ¿El motivo? La constante situación de acoso que estaban viviendo desde hace meses por culpa del periodista italiano Marco Branaccia. Ahora hemos conocidos nuevos detalles del caso.

La gota que colmó el vaso y animó al actor y su esposa a denunciar fue que Branaccia envió al protagonista de El discurso del Rey unas imágenes de su esposa desnuda en un email de alto contenido erótico; en él también le contaba cómo había sido su romance, que definía como “tórrido”. Fue entonces cuando Livia decidió poner en manos de la justicia su caso.

Una historia rocambolesca

El calvario de Colin Firth y su mujer, Livia, con un acosador

 Colin Firth y su mujer han puesto el caso en manos de las autoridades.

Y, ¿cómo consiguió Marco Branaccia las fotos de Livia Firth sin ropa? La historia, que muchos no entendían, ahora se ha aclarado por parte del matrimonio. La pareja ha enviado un comunicado explicando que ambos estuvieron a punto de divorciarse hace casi tres años. Fue en el verano de 2015 cuando Livia y Branaccia, que habían mantenido una estrecha amistad hasta entonces, comenzaron un idilio.

Tras darse Colin Firth y su mujer otra oportunidad, la historia de la italiana con el periodista se acabó. Había durado casi un año. Sin embargo, Branaccia no lo asumió y comenzó a acosar a Livia. Emails, mensajes por Whatsapp, llamadas a altas horas de la mañana… Tal y como ha reconocido la esposa del intérprete, llegó a tener miedo a salir de su propia casa. Ahora el caso está en manos de la justicia italiana.

¿Qué hizo Colin Firth ante esta situación?

Colin Firth: sus 5 personajes que nos enamoraron

Colin Firth tuvo la mejor reacción posible.

Como buen caballero inglés que es, el actor de Mamma Mia! tuvo la mejor reacción posible al email de Branaccia. Según publica el Daily Mail, le contestó con un: “Me has hecho sufrir, pero sé que tú también estás sufriendo“. Todo un ejemplo de educación y saber estar. Después, habló abiertamente con su esposa de esta situación.

Por ahora, tanto Colin como Livia han pedido el máximo respeto posible. No solo para no entorpecer la investigación de las autoridades, también por el bien de su familia. La pareja, que se casó en 1997, tiene dos hijos: Luca, de dieciséis años, y Matteo, de trece. Para ellos esta historia no está siendo nada fácil.

Déjanos tus Comentarios