¿A qué colegios van los royals europeos?

La princesa Leonor y la infanta Sofía cuando eran más pequeñas.

Tras las vacaciones de verano la vuelta al cole ya está aquí, siendo habitual ver a muchos de los futuros herederos a los tronos europeos en su primer día de clase. Hay quienes apuestan por la educación pública como la Casa Real de Holanda, Dinamarca o Noruega, y quienes optan por colegios privados como ese el caso de nuestra Casa Real.

Leonor y Sofía

Felipe VI y Letizia lo tuvieron muy claro con la educación que querían para sus hijas y el colegio al que tenían que ir. Los Reyes escogieron el mismo centro en el que Felipe estudió y creció: Santa María de los Rosales, un centro privado situado en el distrito de Moncloa-Aravaca. En él, la futura Reina de España y su hermana reciben una educación laica y bilingüe, además es muy importante la enseñanza de buenos modales y protocolo. En el tiempo libre Leonor ha cursado clases de ballet, mientras que la infanta Sofía se decanta más por los deportes.

Los Reyes llevando a sus hijas al colegio hace unos años.

Amalia de Holanda

La futura heredera al trono holandés, hija de Máxima y Guillermo de Holanda, va al colegio cristiano de Sorghvliet de La Haya, un centro público al que puede ir en bicicleta. La princesa es realmente inteligente, de hecho sus profesores decidieron pasarla a un curso superior al que le correspondía. Además practica actividades de todo tipo como: hockey, judo, ballet, hípica, etc. Y por supuesto, domina el inglés y el español, idioma que practica con su madre, que es argentina y tiene sangre vasca.

Amalia de Holanda yendo al colegio en bicicleta.

Alexandra de Noruega

En la educación de la futura monarca de Noruega sus padres, los príncipes Haakon y Mette-Marit, tuvieron claro desde el primer momento que apostarían por un centro público. «Su papel no es solo estar al servicio del pueblo, sino ser parte de él, convivir con ellos y aprender en el sistema público», explicaron en su momento. Razón por la que Alexandra de Noruega fue durante años al colegio público Janslokka, en Asker. Sin embargo, con los años cambiaron de opinión y decidieron matricular a la princesa en el Oslo International Shool, un centro privado de las afueras de la capital de 25.000 euros al año. Pese a que el cambio creo malestar entre los noruegos, los príncipes mantuvieron su decisión con el objetivo de que Alexandra domine el inglés en el futuro.

Mette-Marit llevando a sus dos hijos al colegio.

Mette-Marit llevando a sus dos hijos al colegio.

Christian de Dinamarca

El hijo mayor de Federico y Mary de Dinamarca fue el primer miembro de la Casa Real Danesa en estudiar en un colegio público, el Tranegard, a las afueras de Copenhage. El futuro heredero al trono, de once años, y sus tres hermanos: Isabella, Vincent y Josephine, también van al mismo centro. De hecho, hace unas semanas pudimos ver como los príncipes acompañaban a los más pequeños en su primer día de clase, algo habitual en la familia.

Christian de Dinamarca hace unos años en su primer día de colegio.

Los príncipes belgas

Los cuatro hijos de los reyes Felipe y Matilde de Bélgica suelen protagonizar cada año una tierna imagen en su primer día de colegio, acompañados por sus progenitores. Los príncipes Elisabeth, Gabriel y Éléonore, de 15, 14 y 9 años, van al colegio Sint-Jan Berchmans, una escuela católica ubicada en Bruselas. Sin embargo, el tercero de los hijos de los monarcas, Emmanuel, de once años, estudia en el instituto Eureka, a unos 30km de Bruselas. La razón de que vaya a un centro distinto al de sus hermanos es porque Emmanuel necesita un colegio para niños con problemas de aprendizaje debido a la dislexia que padece. 

Matilde de Bélgica llevando a tres de sus cuatro hijos al colegio.

Matilde de Bélgica llevando a tres de sus cuatro hijos al colegio.

George de Cambridge

El hijo mayor de Guillermo de Inglaterra  y Kate Middleton está a punto de empezar una nueva etapa escolar. A sus cuatro años, el príncipe George deja a un lado la guardería Montessori para empezar un nuevo curso en la Escuela Thomas Battersea, un centro privado del sur de Londres cuyo precio alcanza los 20.000 euros al año. El pequeño es el primero en ir a este colegio, ya que tanto su padre como su tío Harry se formaron en el centro Wetherby School.

 

Príncipe George en su primer día de guardería.

Déjanos tus Comentarios