Pastel de pollo con salsa de vino

Pastel de pollo

Con esta receta queremos hacerte la vida más sencilla. Este pastel, aunque es de pollo, acepta todo lo que quieras ponerle. Si te gusta más con otra carne, será bienvenida. Si prefieres otras verduras, también estará bueno. Es la receta ideal para que los más pequeños coman todas esas verduras que, de otra manera, apartarían a un lado del plato. Y los más mayores, felices, ya que está delicioso.

Dificultad: media / Tiempo de preparación: 55 minutos /
Calorías: 340 / ¿Se puede congelar? Si, durante 1 mes

Ingredientes para 4 personas

  • 300 g de coliflor
  • 250 g de pechuga de pollo
  • Una cebolla
  • 1 vaso de nata
  • 1 vaso de leche
  • 4 huevos
  • 1 vaso de vino tinto
  • 60 g de azúcar
  • 2 puerros
  • harina
  • aceite de oliva
  • vinagre
  • pimienta
  • sal

Cómo preparar pastel de pollo

  1. Lo primero es hacer un sofrito con la cebolla y la coliflor, previamente picados, en una sartén con un poco de aceite.
  2. Cuando las verduras estén doraditas, añade la pechuga de pollo cortada en dados pequeños. Sazona con sal y pimienta y deja que se cocine, removiendo de vez en cuando.
  3. Mientras, en un bol, mezcla los huevos batidos con la nata y la leche, removiendo con un tenedor.
  4. Cuando el pollo esté cocinado (no hace falta que esté dorado), añade a la sartén la mezcla de huevos y nata, remueve y vierte todo en el vaso de la batidora. Tritura bien la mezcla.
  5. Introduce el pastel en el horno al baño María, con calor por arriba y  por abajo, a 160 ºC durante 30 o 35 minutos.
  6. Prepara la salsa de vino. Lo único que hay que hacer es dejar a fuego bajo el azúcar con unas gotitas de vinagre hasta conseguir caramelo. En ese momento, añade el vino tinto y deja cocer hasta que el alcohol se evapore por acción del calor y se logre una textura similar a la de la miel.
  7. Para la guarnición, prepara unos palitos de puerro crujiente. Para ello, corta los puerros en tiras muy finitas y pásalos por harina. Después, fríelas. Ya tenemos un delicioso plato.

Trucos

  • Cualquier carne va bien para este pastel. ¿Que lo que tienes es carne de cocido sobrante del domingo? ¿Has comprado demasiada carne picada y llevas tres días haciendo lasaña? Pues esta receta es ideal para utilizar esa carne. Si está ya cocinada, no hace falta que la saltees con las verduras.
  • Añade más verdura. Este tipo de platos en los que la mezcla impide que el comensal vea qué ingredientes lleva, son ideales para que escondamos verduras de todo tipo que tanto cuesta que niños y mayores coman. Puerros, judías verdes, pimientos… todo le va bien.

Déjanos tus Comentarios