Helado de avellanas casero

Receta de helado de avellanas casero

Receta de helado de avellanas casero.

¿Amante de los helados? Dile adiós a tener que buscar tiendas que estén abiertas a altas horas. Gracias a esta receta, cualquier hora es la hora del helado de avellana. Ya no tendrás que esperar a que abran la tienda. Con una buena planificación, siempre tendrás helado en el congelador. Bueno, hasta que te lo comas… que puede que sea poco tiempo. ¿Has pensado en acompañarlo de sirope de chocolate y galletas troceadas?

Dificultad: Media / Tiempo de preparación: 3 horas + congelación /
Calorías: 405 / ¿Se puede congelar? Sí, una semana

Ingredientes para 6 personas

  • 350 g de avellanas con piel
  • 3/4 litro de leche entera
  • 5 yemas de huevo
  • 200 g de azúcar
  • 1 vaso de nata
  • 1 cucharada de licor Frangelico.

Cómo preparar helado de avellanas

  1. Precalienta el horno a 180 ºC. Asa las avellanas extendidas en una placa de horno durante 10 minutos. Déjalas enfriar y retíralas la piel. Pícalas en trozos no demasiado pequeños.
  2. Mezcla la leche con las avellanas trituradas en una cacerola mediana. Lleva a ebullición a fuego lento y tapa la cacerola. Apaga el fuego. Deja que repose así durante dos horas.
  3. Pasado ese tiempo, pasa la leche por un chino y desecha los trozos de las avellanas. Quédate solo con la leche aromatizada.
  4. Con ayuda de unas varillas, bate las yemas con el azúcar hasta que queden blanquecinas.
  5. Vuelve a calentar la leche ligeramente junto a la nata. Agrega la mitad de esta leche con nata caliente a la mezcla de yemas y bate hasta que se mezclen.
  6. Echa esta mezcla al cazo con el resto de la leche caliente y vuelve a calentar a fuego lento sin dejar de remover. Cuando la mezcla quede espesa, retírala del calor.
  7. Añade el licor y mete a congelar un mínimo de 7 horas. Cada hora, remueve el helado con un tenedor para romper su cristalización.

Déjanos tus Comentarios