Detox: alimentos que sí funcionan para limpiar tu organismo

¿Es cierto todo lo que dicen sobre las dietas detox?

Zumos, batidos, y preparados comerciales prometen conseguir el tan de moda “efecto detoxificante”. Sin embargo, el organismo elimina toxinas por sí solo, ayudándolo con una dieta adecuada y buenos hábitos. ¿Quieres descubrir cómo?

Todo lo queremos para ayer. Vivimos en la sociedad de las prisas, y conseguir bajar de peso y tener un cuerpo saludable también es un objetivo a corto plazo. Ese es el motivo de que sea tendencia hoy en día consumir zumos verdes antioxidantes, batidos cargados de superalimentos o preparados comerciales a base de vegetales y raíces exóticas que supuestamente acaban con las toxinas: todos ellos prometen el mismo efecto detox. Pero… ¿de verdad necesitamos depurarnos por dentro y hacerlo con métodos tan singulares?

Detox: hablan los expertos.

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) asegura que la dieta ideal tiene que ser equilibrada y rica en productos vegetales, pero también dice que no hay evidencia científica de los beneficios de un plan purificante para favorecer la eliminación de esas toxinas o para adelgazar.

Plan detox para antes de las Navidades

Leticia Carrera, máster en nutrición y directora del Centro Felicidad Carrera, explica que el organismo tiene sus propios mecanismos para eliminar esas sustancias nocivas. “Órganos como el hígado, el sistema digestivo, los riñones, la piel T y los pulmones son los encargados de detoxificar de forma natural el cuerpo; si están bien y los residuos no son tan exagerados que excedan la capacidad de su funcionamiento, los líquidos orgánicos estarán limpios y la actividad celular será la correcta”, asegura.

Por ejemplo: el hígado transforma las sustancias tóxicas en formas no tóxicas y solubles para facilitar después su eliminación; los riñones son los encargados de filtrar la sangre y eliminar las toxinas a través de la orina; el sistema digestivo desecha los productos formados durante la digestión; la piel actúa como barrera de entrada de toxinas, y puede eliminarlas a través del sudor o de las glándulas sebáceas; y los pulmones expulsan las que exhalamos (el C02) en cada respiración.

Limpieza en la mesa.

Una vez tenemos claro que el organismo elimina sus propias toxinas, toca saber cómo podemos mantenerlo en forma para que pueda trabajar perfectamente. Aquí sí tenemos que poner de nuestra parte, y el secreto no está en una cura extrema a base de líquidos o ingredientes extraordinarios, sino “en un plan de alimentación extrasaludable, en combinar alimentos ricos en fibra, agua, minerales y vitaminas, fáciles de digerir, con propiedad diuréticas, bajos en grasa o azúcar y ricos en antioxidantes”, recomienda Leticia Carrera.

Superaguas: 5 recetas de aguas detox

Y no es que beber zumos naturales sea malo, pero hay que saber cuándo y cómo hacerlo: “Lo mejor es a primera hora, en el desayuno, o a media mañana y media tarde, ya que nos aportan energía y antioxidantes pero sin añadir demasiadas calorías. Incluso es bueno para mantener sana y luminosa la piel y el cabello”, aclara.

La experta nos sugiere incluir los siguientes grupos de alimentos en nuestra alimentación:

  • Cereales con fibra: pan y arroz integrales, avena, centeno, espelta, cebada, maíz, quinoa, etc.
  • Alimentos ricos en vitaminas del grupo B: verduras de hoja verde, plátanos, semillas y legumbres, que estimulan la digestión y el metabolismo.
  • Verduras crucíferas, como la coliflor, el brócoli, la rúcula o la col rizada, muy ricas en fibra; el intestino funcionará mejor.
  • Avena: contiene un tipo de fibra soluble llamada betaglucano, que ayuda a fortalecer el sistema inmunitario.
  • Frutas con vitamina C: muy ricas en antioxidantes anticancerígenos. Papaya, naranja, limón, frutos del bosque o fresas… Tienen muchísimos antioxidantes encargados de proteger al cuerpo de agentes cancerígenos y de ayudarle a limpiarse.

Por Silvia Capafons.

Déjanos tus Comentarios