Conejo guisado con miel

Receta de conejo con miel

La carne de conejo es una de las más deliciosas. Si se sabe cocinar, el conejo puede dar lugar a infinidad de platos a cada cual más original. También podemos ceñirnos al guión y ser fieles a los clásicos, el conejo al ajillo es uno de los must de la cocina. Sin embargo, esta vez, proponemos un delicioso conejo guisado con chistorra y miel. Aunque parezca que la miel es solo para curar los males de garganta y para endulzar los postres, nada más lejos de la realidad. Añadirla a tus guisos también puede ser una gran idea. Si no sabes cómo hacerlo, sigue estos pasos.

Dificultad: media / Tiempo de preparación: 40 minutos /
Calorías: 317 / ¿Se puede congelar? No

Ingredientes para 4 personas

  • 1 conejo grande troceado
  • 1 chistorra
  • 4 patatas
  • 4 dientes de ajo picados
  • miel
  • vino tinto
  • 2 cebolletas picadas
  • 6 cucharadas de salsa de tomate
  • harina
  • perejil
  • aceite de oliva
  • 1/2 l de caldo de carne
  • pimienta
  • sal

Cómo preparar conejo guisado con miel

  1. Pon a sofreír los dientes de ajo bien picaditos con la chistorra troceada y la cebolleta limpia y  picada. Cuando esté doradita la chistorra, añade la patata cortada en rodajas y saltea el conjunto. Da un toque de perejil picadito y salpimenta al gusto.
  2. Lava y seca los trozos de carne de conejo. Salpiméntalos, enharínalos y sofríelos en una sartén aparte con un poco de aceite. Saca los trozos de conejo y añádelos a la cazuela con el sofrito de chistorra.
  3. Remueve el conjunto de conejo y sofrito y vierte el caldo de carne caliente y el tomate frito.  Remueve y deja que se cocine unos 25 minutos a fuego bajo. A media cocción, vierte una  cucharadita de miel, remueve y vierte un poco de vino tinto. Mueve la cazuela de vez en cuando para que se una la salsa, o añade una pizca de harina más para que espese si ves que va a quedar muy líquida. Este tipo de guisos es mejor dejarlos reposar de un día para otro para que resulten más suculentos.

Truco

¿Te ha sobrado carne de conejo? Pues aquí aprovechamos todo: pica la carne sobrante con puerro, huevo batido, nata espesa (30% MG), pistachos o anacardos picados, perejil y salpimenta al gusto. Las cantidades variarán según la cantidad de carne de conejo que te haya sobrado. Forra una terrina de cerámica con lonchas de tocino y echa la mezcla. Déjala al baño María a 180º C durante 2 horas. Una vez finalizada la cocción, reparte una hoja de gelatina hidratada por encima y déjala enfriar.  Se toma fría, en rebanadas.

Déjanos tus Comentarios