Carne roja: por qué no debería faltar en tu dieta

Carne roja: por qué no debería faltar en tu dieta

La carne roja posee múltiples beneficios para nuestro organismo.

La carne roja está desde hace tiempo en el punto de mira y es que, mientras unos se oponen a su consumo, otros lo defienden a capa y espada.

Entre sus detractores se encuentran, por ejemplo, los veganos, vegetarianos  y algunos nutricionistas;  y entre sus acérrimos defensores, los grandes chefs, muchos consumidores incondicionales  de este manjar, y otra facción de nutricionistas y sanitarios que aconsejan no eliminar la carne de la dieta porque aporta innumerables beneficios y , por tanto,  la ausencia de la misma en nuestra dieta podría poner en riesgo la salud.

Teniendo en cuenta que muchas veces las cosas no son blancas o negras, el restaurante gallego Montes de Galicia nos resume las ventajas y desventajas de este plato y nos da las claves para un consumo saludable de este delicioso manjar. 

Carne roja: por qué no debería faltar en tu dieta

El ácido linoleico presente en la carne roja tiene funciones antioxidantes contra los radicales libres que atacan las membranas celulares.

1. Es antioxidante 

La carne roja posee ácido linoleico que ayuda a acelerar la recuperación de los tejidos tras ejercicios intensos y tiene funciones anti-oxidantes. 

2. Fuente de proteínas, vitaminas y hierro.

Las carnes contienen proteínas y son fuente importante de hierro, no solo por la cantidad sino por la calidad. Además tienen un gran contenido de vitaminas del complejo B que ayudan al funcionamiento adecuado del sistema nervioso.

3. Transportan oxígeno a los músculos.

El término carnes rojas se refiere al color rojizo que poseen las carnes crudas de mamíferos por la mioglobina, la cual es una proteína que transporta oxígeno al músculo.

Crane roja: por qué no debería faltar en tu dieta

Los niños deberían comer carne entre dos y tres veces a la semana.

4. Recomendada durante el embarazo y la infancia.

Las carnes son importantes en las gestantes  debido al hierro y a la vitamina B, que son esenciales contra la anemia y aseguran el desarrollo del bebe. Por otro lado, en  niños menores de 8 años es fundamental ya que su intestino no es capaz de digerir bien otras fuentes de proteínas.

5. Consumo regular pero moderado.

Estas carnes también contienen grasas saturadas y el exceso de estas en la dieta podría causar deterioro de la salud cardiovascular, aumento de colesterol y el riesgo de infartos.

Los expertos sanitarios recomiendan que el consumo en adultos sea 1 a 2 veces por semana, y en los niños, 2 a 3 veces, para asegurar una adecuada ingesta de hierro.

Carne roja: por qué no debería faltar en tu dieta.

Hacer ejercicio y mantener una dieta variada el lo mejor para mantenerse en forma.

6. Mejor al vapor.

Cuando se cocinan directamente al fuego pueden formarse compuestos cancerígenos y, si se fríen, aumenta la cantidad de grasa. Al vapor mantienen sus nutrientes sin agregar grasa, por lo que sería la forma adecuada.

7. Ejercicio y dieta variada, las claves de un alimentación sana.

Los problemas de peso y salud en occidente casi siempre se deben a la poca práctica de ejercicio físico, el consumo de tabaco y alcohol y a someterse a intensas jornadas de trabajo. Por eso, recomendamos una diversificada dieta, aumentar el consumo de frutas y verduras y no descartar ningún alimento indispensable.

Dejanos tus Comentarios