Llega la Albondigamanía, ¡no podrás resistirte!

Albóndigas de merluza con salsa verde

Ya se van notando las bajas temperaturas y se agradece salir de la oficina y comer un sabroso plato caliente. Hoy queremos proponerte el disfrutar de un suculento plato de albóndigas caseras.

Albóndigas de la abuela Felisa

Y ya que por el momento estamos escasos de lluvia, la propuesta para disfrutar de una buena mesa es una “Lluvia de Albóndigas”. Pero ¿en qué consiste este planazo?

El restaurante Diurno de la calle San Marcos, 37 de Madrid, tendrá cada semana un plato de albóndigas diferente, que incluirá en el Menú del día.

Un alimento sano y que nos aporta proteínas, fósforo, zinc, hierro y que además están muy sabrosas.

Con cerdo ibérico, gambas y teriyaki. Estas las encontrarás en la carta, fuera de menú por 10,50 el plato.

Esta albóndiga-manía durará hasta el próximo 23 de diciembre  y en su gran variedad:

  • Albóndigas de merluza a la vasca con patatas y en salsa verde.
  • Albóndigas de calamares del Puerto de Santa María en su tinta.
  • Las albóndigas con D.O. GALICIA CALIDADE de queso de tetilla y ternera gallega.
  • Albóndigas de pollo con espinacas, en salsa pepitoria y cubiertas de almendra tostada.
  • Albóndigas de la abuela Felisa.

Todo salud en casa

De pollo, espinacas, almendras y salsa pepitoria

La carne de las albóndigas nos aporta proteínas de alto valor nutricional, hierro de fácil asimilación y vitaminas. Toma nota de unos sencillos consejos:

Lo más recomendable cuando compremos la carne picada, es elegir un trozo magro y que el carnicero nos la pique en el momento, mucho mejor que escogerla ya envasada.

Es aconsejable mezclarla con ajo picado después en casa, ya que el ajo posee una acción bactericida y evita cualquier posible proliferación de gérmenes que pudiera contener la carne.

También es bueno cocinarla cuanto antes, no tenerla en la nevera más de 2 días, quizá para eso es mucho mejor congelarla nada más comprada, sobre todo si no tienes organizado cuando la vas a preparar.

Si una vez cocinadas, si quieres hacerles una salsa nutritiva y suculenta, lo mejor es una base de verduras, pochaditas con poco aceite a la que podrás añadir unas cuantas cucharadas de tomate casero,  hará las delicias de todos los de casa, en especial de los más chiquitines.

 

Dejanos tus Comentarios