Charlène de Mónaco, la princesa triste, cumple 42 años

Charlène cumple 42 años en un momento triste.

Charlène de Mónaco cumple 42 años en un momento triste en su vida personal.

Charlène de Mónaco cumple hoy, 25 de enero, 42 años. La esposa del príncipe Alberto de Mónaco da la bienvenida a un nuevo año sumergida en una gran tristeza, como bien confesó la propia protagonista a una revista sudafricana. Desde que llegó a Palacio las cosas cambiaron mucho para la exnadadora sudafricana, la relación con su familia política no funciona y parece que no encuentra su lugar en Palacio.

Conocida por sus notables ausencias en algunas de las citas más importantes del Principado, como el Baile de la Rosa o el Festival Internacional de Circo de Montecarlo, Charlène nunca falla a sus compromisos con la Cruz Roja, en el Día Nacional de Mónaco o en la fiesta en honor a Santa Devota, patrona de Mónaco, que tendrá lugar mañana, 26 de enero.

Charlène de Mónaco perdió a dos seres queridos

Para Charlène sus hijos son su mayor preocupación. Así, aunque esten en actos oficiales, la princesa siempre está pendiente de ellos.

Para Charlène sus hijos son su centro de atención, la princesa siempre está pendiente de ellos.

El pasado mes de diciembre Charlène concedió una entrevista a la revista sudafricana Huisgenoot donde explicó que el 2019 fue uno de sus años más duros debido a la muerte de dos amigos muy cercanos en un intervalo muy corto de tiempo.«Ambos fallecieron con apenas 10 días de diferencia. Fue muy doloroso», reveló. Además,  confesó que no es del todo feliz porque: «Tengo el privilegio de esta vida, pero extraño a mi familia y amigos de Sudáfrica. Me resulta difícil sobrellevar la distancia porque no siempre que quiero puedo estar allí con ellos», confesó.

Es cierto que el nacimiento de sus mellizos, Jacques y Gabriella, en diciembre de 2014, marcó un antes y un después en su vida. Con la llegada al mundo de sus pequeños vimos a una princesa mucho más sonriente y feliz. Ellos son el verdadero motor de su vida. Tanto es así, que hay épocas en las que apenas tiene actividad oficial ya que prioriza el cuidado de sus hijos.

En Palacio las cosas no funcionan

La relación con sus cuñadas no es buena. En numerosos actos públicos han dejado ver que las cuñadas no tienen relación.

La princesa junto a sus cuñadas en el día Nacional de Mónaco, durante el acto no cruzaron palabra alguna.

Los titulares del país se hacen eco del distanciamiento con su marido, el Príncipe Alberto de Mónaco. Los príncipes Alberto y Charlène, sobre quienes tantas veces han planeado los rumores de crisis, suelen aparecer serios, fríos y distantes en todas sus apariciones públicas. Algo que no termina de convencer al pueblo monegasco, pero a lo que ya están acostumbrados. Pocas son las veces que hemos visto sonreír en público a la Princesa, y mucho menos al lado de su familia política.

Además, la relación con sus cuñadas, Carolina y Estefanía, no termina de cuajar. La realidad es que coinciden en público en contadas ocasiones, ya que la princesa no suele acudir a compromisos oficiales en los que tienen un papel protagonista sus cuñadas, donde la buena sintonía no se percibe entre ellas.

Déjanos tus Comentarios