Cepillo de pelo: ¿cuál es el tuyo?

Cepillo de pelo: ¿cuál es el tuyo?Cepillo de pelo: ¿cuál es el tuyo?

¿Te has planteado alguna vez si estás utilizando el cepillo de pelo adecuado para tu cabello? A la hora de elegir un cepillo de pelo hay muchas opciones, y no son todas iguales. Ni en su forma (planos, de paleta, de esqueleto, redondos…), ni en el material (de nylon, de cerdas de jabalí, metálicos, de madera…). Según los expertos, para sacarle todo el partido a tu cabello es fundamental, al igual que acertar con el champú y el acondicionador, hacerlo con el cepillo. ¿Quieres presumir de melena? Pues elige bien tu cepillo.

Cepillo de pelo para cabello fino

El cabello fino tiende a enredarse y formar grandes nudos, sobre todo en la parte posterior de la cabeza, y al cepillarlo e intentar desenredarlos, es fácil que se rompa. Por otra parte, suele ser un cabello sin volumen y bastante lacio, por lo que el momento del cepillado, así como un corte adecuado, es muy importante para conseguir darle un poco de cuerpo. El cepillo más adecuado para este tipo de cabello sería uno que tenga cerdas naturales, especialmente los de cerdas de jabalí, que cepillan suavemente sin romper la fibra.

Cepillo de pelo para cabello rizado

Cuando hablamos de pelo rizado, el cepillo de pelo no es la herramienta más adecuada, pues aunque ayuda a desenredar, deshace y puede romper los rizos. Lo más indicado para este tipo de cabellos es peinarlos con un peine especial para rizos (con las púas muy separadas), para eliminar los nudos sin deshacer los rizos ni enfoscarlos.

Cepillo de pelo para el cabello liso

El pelo liso, sobre todo las melenas largas, tiende a acumular grasa en las raíces, y a menudo está falto de volumen. El cepillo perfecto para solucionar ambos problemas es el de tipo esqueleto, con las púas separadas: ayuda a aportar volumen, no aplasta y favorece que la grasa del cabello se distribuya de manera uniforme y no se acumule en la raíz.

Cepillo de pelo para cabellos gruesos

Este tipo de cabello tiende a ser indisciplinado, y, a menudo, le sobra el volumen. El cepillo plano o de paleta es perfecto, y si tienes mucho volumen, evita el de tipo esqueleto para no potenciarlo.

Déjanos tus Comentarios