Las celebrities, locas por el rubio extremo

Las celebrities, locas por el rubio extremo

Las celebrities, locas por el rubio extremo

Es lo último en coloración: vuelve el rubio más glacial (antes conocido como platino), y esta temporada ha revolucionado el panorama internacional de las celebrities. Si la más extrema ha sido Kristen Stewart, que lo luce con el cabello rapado, otras como Cara Delevingne y su hermana Poppy Delevingne; Katy Perry, Olivia Wilde o Kim Kardashian también se han apuntado a esta tendencia, en una versión más suave. Ni siquiera los hombres se libran: Justin Bieber también ha querido probarlo en sus carnes (o, mejor dicho, en sus cabellos). Te contamos las claves del rubio más radical, y cómo lucirlo y cuidarlo, ya que se trata de un tono muy exigente para el cabello, de la mano de Maison Eduardo Sánchez.

No para cabello fino

Natalie Iglesias, colorista del conocido salón, explica: “para conseguir el platino hay que decolorar el cabello dos veces para dejarlo totalmente sin pigmentos y los cabellos muy finos no suelen resistirlo”.

 

✂️cash me outside howbow dah✂️ S/O @mrchrismcmillan and @justinandersoncolor & @riderdyehair for that platinum status 💁🏼💅🏻

Una publicación compartida de KATY PERRY (@katyperry) el

Cubriendo las bases

Cuanto más oscuro sea el cabello natural, más trabajo habrá de realizar el colorista, e incluso realizar varios retoques hasta conseguir el tono deseado.

Control de reflejos

Es importante acudir con una foto del tono deseado al salón para conseguir el reflejo exacto, que puede ser más grisáceo y azulado – como el de Cara Delevingne –; más polar, como el de Michelle Williams, o vainilla, como el de Katy Perry.

 

Everyone should have access to clean water…. Support @drop4drop this World Water Day #W4Water 💧post your own W pics and help spread the message

Una publicación compartida de Cara Delevingne (@caradelevingne) el

Con visión de futuro

¿Estás pensando en cortarte el cabello o incluso dejarlo extremadamente corto? Quizás éste sea el momento de apostar por el platino, puesto que un corte posterior permitirá sanearlo. En cualquier caso, el platino no suele ser buena idea para melenas muy largas que quieran seguir siendo largas.

Tratamientos reconstructores durante el proceso

En el salón se pueden realizar protocolos que refuercen los puentes internos del cabello para darles fuerza y prevenir la rotura, y se aplican incluso durante la propia decoloración. “Como el Tratamiento Revitalizante de Colágeno o el Tratamiento Chronologiste, que refuerzan la fibra y aportan resistencia”, recomienda Natalie Iglesias.

 

Blondie

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Las raíces, lo último

El platino requiere una decoloración, lo que supone eliminar el pigmento natural del cabello, y luego añadir la tonalidad deseada. La primera parte es la más agresiva del proceso, por lo que el colorista debe tratar la raíz al final para evitar una sobre-decoloración que pueda partir el cabello en su nacimiento.

Opciones alternativas

Si tu cabello es claro, puedes probar la opción de tener un tono platino mediante la técnica de baby ligths, la aplicación de muchas mechas muy finas para conseguir un color más entero. Este proceso daña menos el cabello que una decoloración completa.

Esperar antes de lavar

Deja transcurrir al menos 48 horas entre la decoloración y el primer lavado para evitar que vire de color y limitar su deshidratación.

Adictas al aceite

Es el momento de usar de forma habitual un aceite de pre-lavado, ¡libre de siliconas! Esto refuerza el cabello desde el interior, al igual que el uso regular de mascarillas nutritivas. “Este tipo de cabello tiende a debilitarse, a romperse y a perder el color. Para evitarlo, se debe hidratar en profundidad”, explica Natalie Iglesias.

 

No al calor

Evita el uso de secadores y planchas para no aumentar el grado de agresión sobre el cabello. Si tu cabello es rizado, asume que es mejor que se mantenga rizado.

Sí al violeta

Una vez cada dos o tres lavados, usa un champú de pigmentos para evitar que el color vire hacia el amarillo pajizo.

Sérums nutritivos, un must

El cabello platino tiende a quedarse tan seco que puede provocarse el efecto “algodón”, por lo cual el pelo pierde su brillo y se ve mate y poroso. Para evitarlo, usa sérums o aceites de tratamiento – siempre sin siliconas – para aportar tanto proteínas que reconstruyan la fibra capilar como hidratación para dar brillo y suavidad a la fibra.

El champú seco, un aliado

El lavado deshidrata el cabello, por lo cual es buena idea alargar el espacio entre ellos mediante el uso de champú seco.

Déjanos tus Comentarios