Catherine Zeta-Jones nos abre las puertas de su casa

Nos colamos en la casa de Catherine Zeta-Jones

Catherine Zeta-Jones es una apasionada de la decoración.

Además de la interpretación, Catherine Zeta-Jones tiene otra pasión: la decoración. Un hobbie que ahora ha convertido en su nuevo reto profesional. Y es que la actriz acaba de lanzar Casa Zeta-Jones, su marca de lujo de decoración para el hogar. Una aventura empresarial con la que la artista galesa está muy ilusionada.

Tanto es así que, para promocionar las cosas que vende, Catherine Zeta-Jones nos ha abierto las puertas de su casa compartiendo en Instagram numerosas fotografías de algunas de sus estancias favoritas ¿Quieres conocerlas? ¡Adelante, estás invitada!

Una mansión a las afueras de Nueva York

Nos colamos en la casa de Catherine Zeta-Jones

Cada rincón de su hogar está cuidado con mimo.

Catherine Zeta-Jones y su marido, el actor Michael Douglas, viven junto a sus dos hijos,  Dylan y Carys en una mansión del siglo XIX ubicada en el barrio neoyorquino de Bedford. El matrimonio se mudó allí en 2016, después de varios años viviendo en las Islas Bermudas.

La vivienda, de 1.300 metros cuadrados, es de aire clásico, aunque Catherine para la decoración ha optado por un estilo moderno donde juega mucho con el contraste blanco y negro: “Soy clásica, pero nada aburrida”, confiesa. Es el caso, por ejemplo del pasillo central, donde el zócalo y las puertas en negro resaltan con el tono claro del suelo de mármol.

Nos colamos en la casa de Catherine Zeta-Jones

Los pasillos de la mansión están decorados en negro y blanco. Puro contraste.

Moderno y clásico, unidos

En el salón principal de la casa el binomio blanco y negro se repite, pero a la inversa. Para esta estancia, una de las más frecuentadas de la casa, la artista ha optado por un suelo de madera en color casi negro que contrasta con la carpintería de puertas y ventanas, en blanco y con cuarterones.

La tapicería del sofá y de las sillas del comedor, en color claro, junto a los cojines, en tonos que van desde los malvas a los azulados,  contribuyen a hacer el hogar más acogedor. Lo mismo ocurre con los centros de flores naturales, un detalle que nunca falta en casa de la actriz.

Nos colamos en la casa de Catherine Zeta-Jones

Este es su bonito salón comedor.

Así, mientras las hortensias nos dan la bienvenida en el salón, en  la cocina un jarrón con Orquídeas blancas presiden la isla central, una isla que el matrimonio utiliza como mesa de desayuno y para los almuerzos informales. De nuevo el blanco y el negro, y el contraste entre moderno y clásico, vuelven a ser los protagonistas de este espacio donde Catherine, a pesar de que confiesa que no cocina nunca, pasa mucho tiempo.

Un toque oriental

La única estancia de la casa que escapa a esa “regla” del blanco y negro es la sala de estar. Allí la protagonista de La Máscara del Zorro se ha permitido una licencia decorativa incluyendo piezas de estilo oriental. Es el caso de las dos camas nupciales chinas, en color rojo; un capricho de Catherine que pone de manifiesto la gran personalidad de la actriz. ¿Quieres ver más imágenes? ¡Descúbrelas en la galería!

Nos colamos en la casa de Catherine Zeta-Jones

Ver galería de fotos

Nos colamos en la casa de Catherine Zeta-Jones

Dejanos tus Comentarios