Carolina de Mónaco recupera su trono

Carolina de Mónaco recupera su trono

La elegancia es una de sus señas de identidad que nunca ha abandonado

Carolina de Mónaco ha destacado por ser una mujer ‘de armas tomar’. Siempre ha hecho lo que realmente ha querido. Sus locuras de juventud la convirtieron en una princesa de carácter que no dejaba indiferente a nadie. Sin embargo, a pesar de su pasado, nunca se ha olvidado de sus responsabilidades como representante del principado.

Hoy en día Carolina sigue disfrutando, pero ahora desde la madurez, feliz con su familia y encantada de ejercer de abuela con sus nietos, que no son pocos. Pero no solo eso: además ha retomado con más fuerza su labor como miembro de la realeza monegasca demostrando más constancia que en otras ocasiones. Siempre ha estado implicada, pero ahora lo hace con más intensidad.

Carolina de Mónaco, una princesa implicada

Carolina de Mónaco recupera su trono

Carolina de Mónaco durante su visita solidaria

La princesa ha retomado con muchas ganas los compromisos sociales de su país. Actualmente la podemos ver ejerciendo su labor, esa que también ha inculcado a sus hijos como miembros de la familia real. La implicación es mayor, sobre todo con las causas relacionadas con la infancia con las que está realmente comprometida.

Por ejemplo, hace un mes, acudió junto a su nuera Beatrice Borromeo a visitar un centro de refugiados en Italia. Allí Carolina y la periodista se mostraron de lo más cercanas a los niños. Pudimos ver como ejercían su faceta más solidaria junto a los pequeños. El centro Roya, que pertenece a la Cruz Roja, tuvo el honor de contar con la real visita donde mostraron todo su cariño a los niños y se emocionaron al conocer sus trágicas historias.

Una gran familia

La gran familia de Carolina de Mónaco sigue creciendo.

La princesa siempre ha demostrado que su debilidad son los niños. Igual le ha pasado con sus hijos y ahora con sus nietos. Ella siempre ha ejercido de madre y siempre ha estado al lado de sus hijos dándole todo su amor y apoyo en todas sus decisiones. Este verano, además, ha reunido a todo el clan en la Costa Azul; incluyendo a los hijos de su todavía marido, Ernesto de Hannover.

Se estrenó como abuela en el año 2013 y se ha convertido en una gran abuela que se deshace en mimos con todos sus nietos, que son los que más alegrías le regalan. Además está encantada de volver a repetir experiencia y espera con ganas su séptimo nieto. Este será el segundo hijo de Carlota Casiraghi fruto de su relación con Dimitri Rassam.

Déjanos tus Comentarios