Carmen Martínez-Bordiú, ¿en guerra por un título nobiliario?

Carmen Martínez-Bordiú en una imagen de archivo junto a su madre, Carmen Franco.

El fallecimiento de Carmen Franco Polo a finales de 2017 dejó a la familia Martínez-Bordiú sumida en una profunda tristeza. Sin embargo, parece que (algunos de) sus herederos han superado de forma rápida el duelo y han comenzado de forma rápida con el reparto de los bienes de la hija del dictador. Y la guerra familiar puede haber estallado por culpa de los títulos nobiliarios que Carmen ostentaba.

El más importante de ellos es, sin duda, el de duquesa de Franco. Un título nobiliario con el que, además, se es Grande de España. Se lo concedió el rey Juan Carlos a Carmen Franco en memoria de su padre en noviembre de 1975. Y en la familia no se dudó a manos de quién iría a parar… Hasta que en 2006 se aprobó la ley sobre la igualdad del hombre y de la mujer en la sucesión de títulos nobiliarios.

Carmen Martínez-Bordiú, heredera por derecho propio

Carmen Martínez Bordiú habña del delicado estado salud de su madre: "Tiene un cáncer terminal"

Carmen Martínez Bordiú está dispuesta a pelear por lo que es suyo.

En el clan Martínez-Bordiú no se dudaba de que el siguiente duque de Franco sería, precisamente Francis Franco. El primer hijo varón de Carmen Franco y el marqués de Villaverde se llama igual que su abuelo; de hecho, lleva también primero el apellido materno para mantener la saga familiar. Él fue el que heredó el marquesado de Villaverde cuando falleció su padre a finales de los años noventa. Y esperaba hacer lo mismo con el ducado.

Sin embargo, Carmen tiene muy claro que ella es la legítima heredera del título que hasta hace unos días ostentaba su madre. Con la nueva ley de sucesión de títulos nobiliarios, no existe discriminación por género. Ella es la primogénita y, con todas las de la ley, heredera del ducado de Franco. Y, desde luego, no está dispuesta a renunciar a él.

Duquesa y, ¿también marquesa?

Carmen Martínez Bordiú

Carmen Martínez Bordiú en una imagen de archivo.

De hecho, tal y como apuntan en Vanitatis, el deseo de Carmen no es solo el de ostentar este título. Al parecer, también estaría pensando en reclamar el marquesado de Villaverde. No lo hizo en vida de su madre porque iniciar una guerra familiar habría sido un disgusto para ella. En 2006, cuando entró en vigor la nueva ley, muchas fueron las primogénitas de familias aristócratas que decidieron hacer valer sus derechos. Ahora, lo haría no solo por ella, también por sus hijos y sus nietos.

Ya se dijo en aquella ocasión que la propia Carmen Franco reunió a sus dos hijos. Su propuesta fue que Francis cediera a Carmencita el título de marquesa de Villaverde a cambio de que ella hiciera lo propio con el ducado de Franco. No llegaron a un acuerdo. Y, por lo que parece, no lo harán; la mayor de los hermanos está más que dispuesta a reclamar lo que es suyo. El título nobiliario, por su parte, todavía se encuentra vacante en el BOE.

Déjanos tus Comentarios