Carmen Borrego, víctima de sus inseguridades

Carmen Borrega afirma que prefieren no hablar para que las polémicas sobre su madre se apaguen. / Mediaset.

Carmen Borrego lo ha pasado tan mal que siente las bromas como ataques personales. / Mediaset.

Se las pintaba felices Carmen Borrego desde que cambió su trabajo en Sálvame por uno más relajado en Viva la vida. Sin embargo parece que la felicidad de la pequeña de las Campos ha durado poco tiempo. El pasado domingo, todos los miedos que le llevaron a abandonar el programa de las tardes volvieron con más fuerza.

A raíz de una de las últimas pruebas de GH VIP, en la que eligieron al «mueble» de la edición, en el programa presentado por Emma García decidían hacer lo propio. Una elección que sometían a votación popular y que creaba gran miedo en la colaboradora.

El cambio de papel de Carmen

Tras su paso por Sálvame, Carmen Borrego encontró refugio en Viva la Vida. / Mediaset.

Durante mucho tiempo sus compañeros de Sálvame señalaron que su papel en el programa no era indispensable. Y lo cierto es que razón no les faltaba ya que, si Carmen había llegado como la gran revelación al no callarse nada, pocas semanas de trabajo en Sálvame le hacían cambiar de estrategia.

Ella ya no se sentía cómoda y su aparición en el programa era cada vez menor. Su paso por Sálvame Okupa tampoco cambió las cosas ya que, en esta ocasión sin votación popular, fue acusada de no llamar la atención ni participar en el programa, ganándose así su sueldo. En definitiva, fue acusada de mueble.

Carmen Borrego se siente humillada

Emma García ni se siente humillada ni nada parecido, por eso bromeó poniéndose la caja de mueble. / Mediaset.

Emma García ni se siente humillada ni nada parecido, por eso bromeó poniéndose la caja de mueble. / Mediaset.

«A mi se me ha humillado mucho y esta tarde se quiere reavivar lo que se me ha humillado», decía Carmen cuando empezaban las votaciones. Esperaba ser ella una vez más la prescindible del programa, algo que no sentó del todo bien a Emma, sorprendida de que se sintiera así.

Ya en su día Carmen declaró que no se sentía querida, que se sentía poco valorada como profesional y esta votación hizo que afloraran dolores del pasado. Unos miedos que, de hecho no estaban del todo desencaminados ya que quedó segunda. Fue Ángela Portero quien se llevó el premio del programa.

Déjanos tus Comentarios