Carmen Borrego estrena su nuevo rostro enfrentándose a sus compañeros

El nuevo rostro de Carmen Borrego era una de las novedades de la noche, pero lo cierto es que no ha sido un gran cambio

El nuevo rostro de Carmen Borrego era una de las novedades de la noche, pero lo cierto es que no ha sido un gran cambio. / Mediaset.

Los últimos meses en la vida de Carmen Borrego no han sido nada sencillos. Su puesto como colaboradora de Sálvame le ha dado grandes alegrías, pero también le ha hecho enfrentarse a situaciones que no le han hecho nada feliz.

Carmen se ha enfrentado a sus compañeros a raíz de la última operación a la que se ha sometido. Ella afirmó en una revista que no se había sentido apoyada por sus compañeros, que ninguno se había interesado por saber cómo había salido su operación.

Una operación necesaria

Parece que Carmen Borrego no estaba enfadada con sus compañeros

Una vez desvelado su rostro, se aprecia que los cambios son pocos. / Mediaset.

Hace tiempo Carmen Borrego pasó por quirófano para operarse la papada. La más joven de las hermanas Campos no se sentía segura con su aspecto físico y decidió ponerle remedio operándose la zona del cuello. Ahora, tras haber adelgazado mucho, Carmen ha tenido que retocar la operación inicial.

Ahora ha sido su reaparición oficial, tras unas imágenes de Carmen Borrego en las que se le podía ver todavía con las vendas puestas. Fueron precisamente estas fotografías las que provocaron el cachondeo de sus compañeros de trabajo, que no dudaron en comentarlas y burlarse del aspecto que tenía a mitad de proceso. Sin embargo, parece que esto no ha sido lo que le ha sentado mal a Carmen.

Carmen Borrego explica su enfado

Parece que Carmen Borrego no estaba enfadada con sus compañeros

Parece que Carmen Borrego no estaba enfadada con sus compañeros. / Mediaset.

A pesar de lo que dijo en su entrevista, Carmen aseguró en Sábado Deluxe que no estaba enfadada por nada de lo que sus compañeros habían dicho. Al parecer lo que de verdad le había hecho sentirse vejada como mujer, era un comentario sobre su zona íntima que un morfospicólogo había hecho en el programa. Parece que todo ha quedado solucionado cuando el doctor Julián Gabarre le pidió disculpas en directo.

A pesar de las palabras de Carmen, sus compañeros no parecen creerse que ese sea el único motivo de enfado de Borrego. Les sorprende su actitud y le reprochan que, a la hora de la verdad, no se haya enfrentado a ellos con sinceridad. Han criticado duramente que tenga que «vender» sus operaciones para mantenerse en el candelero y seguir generando dinero. Esto ha provocado que Carmen devele que, en realidad a ella lo que le gustaría es volver a dirigir, pero ve esta posibilidad muy lejana.

Déjanos tus Comentarios