Carlota Corredera y la polémica de sus fotos en la playa

Carlota Corredera, la polémica de sus fotos en la playa

Carlota Corredera se encuentra en un momento muy feliz de su vida.

Carlota Corredera ha sido pillada disfrutando de unos días de vacaciones en familia. La presentadora se ha desplazada hasta Formentera con su marido y su hija, Alba, para dar comienzo a sus esperadas vacaciones. Este año la cantidad de proyectos televisivos de la colaboradora no le han dado ni un respiro en su vida laborar.

Carlota ha sido cazada por los paparazzi como era de esperar. Su posado veraniego era uno de los más esperados de esta temporada desde que se sometió la dieta firmada por Pronokal. A raíz de estás fotografías se ha generado una gran polémica en la red al contemplar el efecto rebote que le ha provocado la dieta que en un primer momento le dio tantas alegrías.

Carlota prefiere el bañador al bikini

Carlota Corredera, la polémica de sus fotos en la playa

El espectacular cambio físico de la presentadora. / Mediaset.

Carlota luce en las fotografías un bañador negro básico que resulta muy cómodo para jugar con su hija en la playa. Se aprecia a simple vista el gran cambio físico que ha sufrido la presentadora. A raíz de dar a luz a su hija Alba, se puso manos a la obra y perdió 60 Kilos.

Ella siempre se ha mostrado muy contenta y orgullosa del gran reto que supuso la perdida de peso.  Empleó una gran fuerza de voluntad. La gallega se emociona siempre al recordar el arduo proceso por el que había tenido que pasar. Su intención no era lucir cuerpazo. No buscaba solo un cambio físico, sino ganar en salud, que era un requisito imprescindible.  

Ha ganado un par de kilos

Carlota Corredera, la polémica de sus fotos en la playa

La presentadora no da ninguna importancia a los comentarios sobre su peso en la red.

Ahora las redes sociales de la presentadora han visto aterrizar más de un comentario hablando de una posible subida de peso. Es cierto que la dieta puede provocar un efecto rebote con el tiempo, por eso se recomienda seguir una dieta gradual. ¿Estará afectada la colaboradora por esos kilos de más?

Esto es algo que Carlota tiene muy claro. Siempre ha confesado mantener una batalla constante con la comida. Sabe que su relación con la comida la debe vigilar siempre. Pero ahora que se encuentra en un maravilloso estado de salud, nada va a hacer que deje de disfrutar del perfecto momento en el que se encuentra. Tanto profesional como familiar.

Déjanos tus Comentarios