Carlos Falcó y su desconocida pasión

Carlos Falco and Esther Doña

Carlos Falcó y Esther Doña durante una fiesta, el pasado mes de noviembre.

La mirada de Carlos Falcó en los últimos años está centrada en dos grandes protagonistas. Son su mujer, Esther Doña, y sus vinos. Sin embargo hay una faceta todavía desconocida sobre el Marqués de Griñón; ingeniero agrónomo de profesión. Se trata del mundo del arte, en parte gracias al magnífico legado familiar.

Gran patrimonio artístico

La subasta de una de sus piezas es la ocasión ideal para conocer más de cerca este patrimonio artístico único. Quizás uno de los ejemplos más reconocidos es el Palacio El Rincón; un lugar situado en Aldea del Fresno. La localidad encierra una espectacular finca con un importante peso artístico. Una residencia ajardinada, original del siglo XIX; que comenzó como coto de caza y ahora se ha reconvertido en finca para celebraciones y una reconocida bodega. Más de 2.000 metros cuadrados bordean el palacete, con torreón incluido; construido en 1862. Un espacio donde era habitual ver a Alfonso XII cazando.

Carlos Falcó

Situado en el centro de la ciudad, el Palacio de Mirabel, es el foco de la miradas en Plasencia. /Redes Sociales

El Marquesado de Griñón fue creado en 1862, por la reina Isabel II, para María Cristina Fernández de Córdoba y Álvarez de las Asturias Bohórquez. Un título que ahora recae en el marido de Esther Doña. Además, otra de sus propiedades más importantes es el El Palacio del Marqués de Mirabel de Plasencia; en Extremadura. Un enclave de alto valor histórico en el que hemos podido ver en numerosas ocasiones a Tamara Falcó, entrevistas y reportajes.

Cinco siglos en la familia de Carlos Falcó

El palacio fue construido como edificio fortificado por los Duques de Plasencia; en época de los Reyes Católicos. Su diseño mezcla partes góticas y renacentistas, como su espectacular escalera. Además se encuentra unido a la iglesia y al convento de San Vicente Ferrer mediante un pénsil ( jardín colgante); decorado con columnas y esculturas romanas procedentes de Cáparra (antigua ciudad romana de Cáceres) y Mérida. Se trata del edificio civil más importante de la ciudad extremeña que ahora se encuentra de plena actualidad.

Carlos Falcó

Fotografía del busto que sale a subasta. Más de cinco siglos de historia en la familia del Marqués.

Carlos Falcó ha puesto a la venta un busto que se encontraba en este histórico enclave de su familia. Se trata de una escultura del rey Carlos V en mármol de Carrara, con restos de policromía. Datada en torno al año 1555, se cree que es una obra del prestigioso artista Leoni en colaboración con su hijo. Un regalo del emperador a su cornista oficial, , don Luis de Ávila y Zúñiga, comendador mayor de la Orden de Alcántara, marqués de Mirabel. Familia en la que ha permanecido desde entonces.

Subasta única 

Ahora la casa de subasta Fernando Durán saca a la venta un lote con varias piezas. Una de ellas; esta del Marqués de Griñón. El próximo 28 de diciembre saldrá a subasta una pieza muy valiosa del patrimonio del aristócrata. El busto del rey- emperador, original del siglo XVI; tiene un valor estimado de 400.000 euros (su precio de salida). Una pieza única, que definen como la más importante que ha salido a la venta en los últimos diez años; que se quedará en nuestro país. La obra fue declarada inexportable en 2013, por lo que sacarla del país se consideraría un acto de contrabando. Una gran noticia para el mundo del arte y para los Marqueses; que de buen seguro celebran ver como su obra se queda dentro del país.

Déjanos tus Comentarios