Las dos navidades de George, Charlotte y Louis de Cambridge

Cambridge, las costumbres familiares de los pequeños de la casa por navidad

Los hijos de los duques de Cambridge viven dos celebraciones navideñas muy diferentes, dependiendo de con qué familia estén.

No es nada fácil formar parte de la familia real británica. No tanto porque sea difícil acceder a ella, sino porque todo lo que hacen, público y privado, está dirigido por un férreo protocolo. Por lo menos eso es lo que se intuye al conocer las normas que, todo adulto y niño debe cumplir en los eventos familiares.

Según se ha publicado en The Riches, existen una serie de normas que todo el mundo tiene que cumplir, incluidos los más pequeños de la casa. Los hijos de los duques de Cambridge tienen que poner mucho cuidado en todo lo que hacen, por lo menos mientras estén en presencia de su abuela paterna.

Los Cambridge en casa de Isabel II

Cambridge, las costumbres familiares de los pequeños de la casa por navidad

Al formar parte de la Casa Real británica hay cosas que tienen que aprender y es más fácil si lo hacen de pequeños.

Según este artículo, todos ellos tienen que cumplir una serie de normas. Por ejemplo, todo el mundo termina de comer a la vez que la Reina. Cuando ella deja los cubiertos en la mesa, todo el mundo debe seguir su ejemplo ya que el servicio se lleva los platos. Tampoco pueden vestir como les plazca, deben cumplir siempre con las normas de vestimenta.

Esto explica por qué la pequeña Charlotte siempre va con vestido o el príncipe George siempre con pantalón corto. No es porque quieran vestir como en el siglo pasado, es que tienen vetados los vaqueros. Por supuesto otras de las normas son menos extrañas. Deben comportarse bien, no apoyar los codos en la mesa y aprender idiomas. 

Todo cambia en casa de los Middleton

Cambridge, las costumbres familiares de los pequeños de la casa por navidad

No siempre cumplen con el protocolo, no hay que olvidar que solo son niños y también tienen que disfrutar.

Sin embargo esta situación parece ser muy diferente en casa de los padres de Kate Middleton. Su abuela ha contado, en su primera entrevista para un medio de comunicación, que cada uno de sus nietos tiene un árbol de Navidad en su habitación para que lo decore como quiera. Sin duda un poco de libertad que los pequeños agradecerán.

Un poco de libertad que seguro que agradecerá el príncipe George que ha demostrado que le encanta hacer las cosas a su manera. De hecho el pequeño ha heredado una de las aficiones de su abuela Diana, y eso que nunca la conoció. A los dos les encanta bailar, tanto es así que el príncipe Guillermo confirmó que el pequeño va a clases de baile y que le encantan.

Déjanos tus Comentarios