7 consejos para que no te afecte el cambio de hora

7 consejos para que no te afecte el cambio de hora

¡No dejes que te afecte el cambio de hora!

Un año más, este domingo los relojes debemos atrasarlos una hora. Una situación a la que, a pesar de que estamos acostumbrados a vivir año tras año, no nos acostumbramos con facilidad. Y es que nuestro cuerpo y nuestro organismo sufren, en mayor o menos medida, el cambio de hora; hay distintos niveles, algunos más leves y otros más graves, pero a la gran parte, nos pasa factura.

Y es que atrasar una hora nuestro relojes provoca cambios en nuestra alimentación, la rutina a la hora de dormir o incluso el estado de ánimo. Según el Dr. Alejandro Guillén-Riquelme, de la Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco, el cambio de hora afecta al ritmo circadiano; esto es, una especie de “reloj interno” que posee nuestro cuerpo gracias al cual nos preparamos para las actividades diarias.  Así, gracias a él, sentimos hambre a la hora a la que solemos comer; o sueño en los momentos cercanos en los que usualmente nos vamos a dormir.

Pautas contra las molestias del cambio de hora

Para evitar problemas con este cambio de hora, te damos una lista con las cosas que debes hacer. ¡Toma nota!

1. Adecúate progresivamente a la hora. Para no sentir el cambio de golpe, ve adelantando de forma paulatina la hora a la que haces las cosas desde unos días antes. Puedes ir haciéndolo a intervalos de cinco o diez minutos.

2. Mantén un estilo de vida saludable. Este consejo es básico, no solo para evitar molestias con el cambio de hora. Llevar una alimentación equilibrada, sana, y evitar comidas de pesada digestión que alteren el sueño es algo que debemos hacer a diario. Además, es bueno añadir a la dieta alimentos como el plátano o los frutos secos; y es que que favorecen la activación de la melatonina, la hormona del sueño.

3. Practica deporte. Siempre que puedas, realiza ejercicio físico con moderación. Te ayudará a mantenerte activo.

4. Ajusta tus horas de sueño. Vete a dormir quince minutos antes la semana previa al cambio de hora; además, intenta no dormir la siesta hasta que el cuerpo esté totalmente acostumbrado al nuevo horario. Según el Dr. Alejandro Guillén-Riquelme, “es un error dormirla en esos días, ya que va a dificultar el ajuste normal del cuerpo al cambio de hora, dificultando y alargando los síntomas producidos”.

5. Hidrátate. Bebe mucho líquido (agua, infusiones, zumos…) para mantener tu cuerpo en los niveles óptimos.

6. No tomes medicamentos para dormir, ni bebidas alcohólicas. También debes reducir el consumo de cafeína.

7. Evita las fuentes de luz artificial en el cuarto.  La luz de pantallas móvil o tablets afecta directamente a la regulación del sueño; y, si sufrimos desvelos, el tener fuentes de luz dificultará todavía más el que podamos dormirnos de nuevo.

Dejanos tus Comentarios