Bustamante, muy sonriente tras pasar la tarde con Paula y su hija Daniella


David Bustamante no ha perdido la sonrisa. El cantante, que ha adelgazado mucho en las últimas semanas, salía ayer por la tarde de la casa que hasta hace poco compartía en Madrid con Paula Echevarría. A pesar de la separación siguen manteniendo una buena relación. La noticia de su ruptura ha conmocionado a los admiradores del cantante y la actriz, que en enero de este año, solo hace tres meses colgaban este mensaje en su cuenta de Instagram: «Propósito de Año Nuevo: que cada día de nuestra vida sea como el de Hoy».

Aunque ninguno de los dos lo ha confirmado, todo parece indicar que tras doce años de relación y diez de matrimonio, la ruptura es un hecho. Aunque Paula Echevarría no ha querido decir apenas nada sobre la separación en la presentación del perfume a la que ha acudido esta mañana, ha llegado incluso a verter algunas lágrimas.

Los admiradores de la pareja no pierden la esperanza de una reconciliación, habida cuenta de la frecuencia con la que han surgido rumores de crisis en torno a una pareja formada por dos seres humanos de fuerte personalidad. No ha habido comunicado.

La influencer más importante de nuestro país se ha limitado a colgar en los últimos días fotos relacionadas con su trabajo, como la sesión de maquillaje a la que se ha sometido esta mañana antes de presentarse ante los medios. Por su parte, Bustamante, tras la divertida sesión fotográfica campestre con su padre y sus hermanos, no ha vuelto a colgar ninguna foto.

Uno de los peores momentos que vivió David en su vida está relacionado con Paula…Él mismo lo contó con todo detalle en un programa de televisión

David vive en la casa madrileña que comparte con sus padres y sus hermanos. Los padres de Paula también se han desplazado a Madrid para estar al lado de su hija en unos momentos que parecen difíciles para ella. Daniella solo tiene ocho años y está muy unida a su padre, un hombre que vive por y para ella. David quiere a su pequeña con locura, y cuando está de gira no puede dejar de llamarla en cuanto tiene ocasión. Afortunadamente, la casa que sus padres habitan cuando están en Madrid no está demasiado lejos del domicilio familiar.

Son muchas las especulaciones que han surgido en torno a los motivos de la separación en medios como Sálvame: que si Paula se había convertido en una gran estrella, toda una diva, tras ver  crecer su popularidad al lado de David; que si ella no acababa de sentirse a gusto con los gustos y costumbres de su esposo, un dechado de naturalidad, ni tampoco en su ambiente; que si era el fuerte carácter de ambos la causa del distanciamiento…

Lo cierto es que David Bustamante, en el programa de Bertín Osborne, al ser preguntado por la relación entre su pareja y su familia respondía: «La relación es cordial, no son sus mejores amigos pero tenemos una relación cordial. Son mis padres…esto de que nos tengamos que llevar todos tan, tan bien… no todo el mundo se lleva tan bien. No tienen ningún problema pero es una relación cordial, sin más».


También contó cuál fue uno de los peores momentos de su vida, que revelan el amor que sentía y tal vez sienta todavía por Paula, y por supuesto, por su hija:
Cuando en el embarazo, Paula tuvo una pequeña hemorragia, él creyo morir: «Yo estaba de concierto y salí con lo que tenía puesto. A mí casi me da un infarto cuando me lo dijeron, porque vino mi asistente y estaba desencajado. Era muy raro que me interrumpieran… Cogimos un AVE corriendo y me pasé todo el viaje llorando desconsolado hasta que llegué a Madrid y vi que había salido todo bien y no tuvimos ningún problema gracias a Dios…Poco después llegó Daniela y con ella la felicidad absoluta para el matrimonio».

Así es Bustamante, sencillo y auténtico, puro corazón, con todas las desventajas y las ventajas que ser así acarrea.

Déjanos tus Comentarios