Bradley Cooper, así se pone en forma el actor para ser papá

Los musculosos brazos del novio de Irina Shayk

El atractivo actor Bradley Cooper practica footing cada mañana, sale por los alrededores de su casa en Los Ángeles la mayoría de las veces acompañado de su entrenador personal Mike Comrie, el encargado de ponerle en forma y el artífice de sus fantásticos músculos.

Bradley Cooper se pone en forma para ser papá.

Actor Bradley Cooper and Mike Comrie jogging / footing in Los Angeles, California on January 24, 2016

 

Bradley, dentro de pocos meses se convertirá en feliz papá, su pareja sentimental la guapísima modelo rusa Irina Shayk se encuentra ya en su segundo trimestre de gestación y será mamá en primavera.

Quizá por la llegada del bebé, Cooper ha decidido ser un papá que esté en muy buena forma física y pueda hacer frente a todo lo que se le viene encima con su pequeño, ya sabéis, cargar con el cochecito, coger el cuco y meterlo en el coche. Pasear al chiquitín arriba y abajo por la casa cuando no pueda conciliar el sueño y su llanto se convierta en algo habitual…en fin todo lo que conlleva ser papá, además de una enorme felicidad claro está.

Dicen que Bradley a sus 41 años, es un hombre formal, romántico y sobre todo para que engañarnos, guapo a rabiar, 1,85 de altura, ojos azules y por las encuestas considerado uno de los hombres más atractivos del planeta, todas estas cualidades serán las que han conquistado al bellezón de Irina, que quedó atrapada entre los brazos del actor de Hollywood tras su ruptura con Cristiano Ronaldo.

Un bebé sorpresa

Irina Shayk desfilaba para la firma de lencería Victoria’s Secret, hace tan sólo unos meses y allí se desveló el secreto mejor guardado de la modelo rusa. Irina salía a la pasarela mostrando su nueva figura, una pequeñita curva en su vientre que desvelaba que sería mamá por primera vez y que aunque intentara ocultarlo, su rostro desvelaba su felicidad.

Irina Shayk desfiló embarazada para Victoria's Secret

El mejor secreto de Irina y Bradley quedaba al descubierto, serían papás en primavera. Su relación iba viento en popa y su historia por la que más de uno y más de dos no apostaban, ahora les convertirá en toda una familia.

Aunque poco o nada se ha visto y conocido del embarazo, lo que ha trascendido es que Shayk no ha tenido un embarazo muy agradable, algunos problemillas le han dificultado que su día a día fuera normal. Ella ha tenido que llevar una vida más relajada y el guapo de Bradley se está volcando en cuidar a su pareja, dándole el cariño y los mimos necesarios para que todo salga de maravilla.

 

Déjanos tus Comentarios