¿Será este el año en el que Bradley Cooper se lleve el Oscar?

Bradley Cooper cumple años

Bradley Cooper, que cumple 44 años, disfruta de uno de los mejores momentos de su vida.

Aunque no se puede quejar, si hay algo que todavía se le resiste a Bradley Cooper eso es conseguir un premio de la academia. El actor ha estado nominado en cuatro ocasiones (en diferentes categorías) y en todas ellas ha tenido que volver a su casa de vacío.

Pero todavía, ha tenido que ver cómo su compañera de reparto sí era premiada por su labor. Pero ese es el precio a pagar cuando compartes protagonismo con Jennifer Lawrence en su gran año. Todavía desconocemos quienes serán los candidatos a la estauilla este año, pero por Bradley que no sea, él ya ha hecho y estrenado su película, una de las grandes sorpresas del año Ha nacido una estrella. Claro que en ella sale una radiante Lady Gaga…

Muy centrado en su carrera

Bradley Cooper cumple años

Para Bradley su carrera siempre ha sido su prioridad, pero ahora la compagina con una feliz vida familiar. En la imagen junto a su madre en una de las fiestas posteriores a los Oscar.

Aunque comenzó a hacerse conocido gracias a películas de blockbuster, pronto Bradley Cooper ha demostrado que puede ser mucho más que el atractivo seductor que siempre se lleva a la chica gracias a su radiante sonrisa. Ha trabajado muy duro para ser reconocido dentro de su sector y lo cierto es que el tiempo le ha dado la razón.

Sobre todo en los últimos años. Algo que coincide con su estabilidad sentimental. Ha dejado de ser el seductor nato dentro y fuera de la pantalla. En los papeles que le ofrecen probablemente la responsable sea la propia madurez del actor, pero en su vida personal, la culpable tiene nombre propio: Irina Shayk.

Bradley Cooper: un hombre de familia

Bradley Cooper cumple años

Bradley Cooper adora a su hija. Tanto él como su pareja, Irina Shayk, quieren que tenga una infancia lo más normal posible-

Lo que comenzó como un sorprendente romance, pronto se afianzó. Una estable relación que le ha dado la seguridad y la tranquilidad que le hacía falta para cumplir sus sueños. Ahora incluso ha probado suerte como director y, de momento no le va mal.

Además de conseguir la felicidad, junto a Irina también ha demostrado ser un hombre de familia. Ambos son padre de la pequeña Lea de Seine, una adorable niña a la que sus padres cuidan y tratan de proteger por todos los medios. No es raro verles pasar divertidas tardes jugando en el parque todos juntos. Sin duda Bradley disfruta de su gran momento.

Déjanos tus Comentarios