Brad Pitt se reúne con sus hijos por primera vez tras la separación

Brad Pitt ha podido ver a sus hijos aunque ha tenido que ser con la presencia de un supervisor

Brad Pitt se reúne con sus hijos por primera vez tras la separación

Por primera vez desde su separación de Angelina Jolie el pasado mes de septiembre, Brad Pitt ha podido disfrutar de la compañía de sus hijos, Maddox, de 15 años; Pax, de 12; Zahara, de11; Shiloh, de10, y los gemelos, Knox and Vivienne, de 8.

El actor, que estaba sumido en la más profunda tristeza por no haber podido ver a los niños desde que Angelina solicitó el divorcio, pudo al fin ver cumplido su deseo de estar junto a ellos aunque fuera por unas horas.

Eso sí, según informa la revista People, Brad, de 52 años, y Angelina, de 41, firmaron un acuerdo de custodia que implicaba que el actor se sometía voluntariamente al plan recomendado por el departamento encargado de mediación familiar que incluía visitas supervisadas a los niños, terapia y someterse voluntariamente a test de alcohol y drogas.

Según este acuerdo, Brad tuvo que estar acompañado de un supervisor durante su visita a los niños aunque, según narra la fuente cercana de People, ‘Brad quiere a sus hijos por encima de todo y hará cualquier cosa para estar con ellos’.

Brad Pitt se reúne con sus hijos por primera vez tras la separación

El acuerdo sobre la custodia caduca el próximo 20 de octubre, por lo que llegados a ese punto los actores y sus abogados tendrán que negociar un nuevo acuerdo que se prevé complicado ya que aunque Brad tan sólo pretende  luchar por la custodia compartida, Angelina busca conseguir la custodia única.

Hasta ese momento, tanto Brad como Angelina, que se mudó hace unos días a una casa alquilada en la exclusiva zona de Hidden Hills, tendrán que seguir acudiendo a terapia tanto familiar como individual.

Eso es al menos lo que le ha recomendado a Angelina tanto su abogada, como la experta en manejar situaciones de crisis, Julie Smith, a la que ha contratado para ayudarla a gestionar la parte pública de un divorcio que, aunque Brad le ha dicho a sus abogados que no quiere jugar sucio, se presenta muy polémico.

Déjanos tus Comentarios