Los trucos para organizar mejor tu bolso

bolso organizar

El bolso es un complemento indispensable para cualquier mujer. 

La cartera, el neceser, las llaves, los auriculares, las gafas de sol y de ver, pañuelos, bolsas de la compra… Todas estas cosas (y muchas más) son las que encontramos en casi todos los bolsos. Organizarlo mal puede suponer una carga innecesaria que, a la larga, generaría problemas de espalda. Además, si usas distintos bolsos dependiendo de cada look, tendrás que cambiar tus cosas a diario. Cargar con todo lo que usaremos a lo largo del día conlleva usar bolsos muy grandes. En ellos metemos de todo, cosas necesarias y cosas prescindibles. Así, desde Showroomprive ofrecen consejos para evitar llevar cosas que no necesitas en tu bolso.

Haz una clasificación

Sabes que acumulas cosas en tu bolso a una velocidad impresionante y ha llegado la hora de organizarlo. Es el momento perfecto para vaciar tu bolso encima de la mesa. Deja fuera todo aquello que no necesitas y que deberías tirar. ¡Tus hombros lo agradecerán! Además, puedes utilizar los diferentes compartimentos de tu bolso para dividir tus objetos por categorías y tenerlo todo mucho más ordenado.

Límpialo

Sí, tu bolso transporta y acumula suciedad aunque no puedas verla. No pondrías tu ropa en un armario lleno de polvo, ¿verdad? Ahora que ya lo has vaciado, agítalo para que deshacerte de todos los restos que pueda contener. ¡Bolso limpio = bolso nuevo!

Evita los bolsos XXL

Escoger un bolso más pequeño hará que todo lo que pongas dentro también reduzca su tamaño. Opta por los objetos en tamaño bolsillo: botellas de agua en tamaño mini, geles hidroalcohólicos pequeños, 2 o 3 ibuprofenos en lugar del paquete completo… ¡Fácil!

Cada cosa en su sitio

Ahora que has vaciado tu bolso, te has dado cuenta de que tenías acumuladas hasta cinco barras de labios diferentes. Coge solo la que vas a utilizar ese día y deja las demás en tu neceser de maquillaje.  

Reto: Un día sin bolso

¿La fase de organización no ha sido efectiva? Te proponemos un reto: estar un día sin bolso. ¿Cómo? Lleva todo lo que crees necesitar en tus bolsillos. ¡Ya verás cómo cosas que consideras imprescindibles dejan de serlo!

Déjanos tus Comentarios