La ausencia que empañará la boda de María José Suárez y Jordi Nieto

María José Suárez y Jordi Nieto posando junto a su hijo, Elías, en el bautizo del pequeño.

La cuenta atrás ha comenzado. La boda de María José Suárez y Jordi Nieto está a punto de celebrarse. Tras posponerla el pasado año al quedarse ella embarazada de Elías, finalmente la pareja se dará el “sí, quiero” en Santorini, un lugar que ambos adoran. De hecho, aunque la idea inicial de la diseñadora era casarse por lo civil en una finca de su Sevilla natal, finalmente se han dejado sucumbir por el encanto griego para su gran día.

Los anfitriones llevan allí ya unos días instalados. Están ultimando todos los preparativos, en los que la que fuera Miss España se ha implicado personalmente. Está muy ilusionada ante el paso que va a dar y quiere que todo sea perfecto, que no falte ningún detalle. María José y Jordi también están recibiendo ya a algunos seres queridos que se han acercado antes a la isla para conocerla y, de paso, disfrutar de unos días de descanso mientras les ayudan.

Una relación que no termina de fluir con naturalidad

Maria José Suárez posa con Jordi Nieto

Jordi y María José comenzaron poco después del divorcio de él y Patricia Camerasa.

“Esta será, sin duda, una semana para recordar. Los días previos a la boda se viven con una mezcla de nervios, ilusión, incertidumbre porque todo salga como esperas… Me caso con la persona que amo en un lugar maravilloso y rodeada por mi familia y amigos del alma. ¡La suerte está echada!”, decía María José horas después de llegar a Santorini, isla de la que saldrá ya como mujer casada.

Y aunque la pareja tiene muchas ganas de que llegue el momento, lo cierto es que hay algo que podría hacer que la felicidad no sea completa. ¿El motivo? La más que posible ausencia de los tres hijos de Jordi. Se espera que los hijos que tuvo el financiero en su anterior matrimonio no estén presentes en el gran día. Cabe recordar que hace solo unos meses era la propia María José quien aseguraba que estos niños no conocen a su hermanito, Elías. Tampoco a ella, quien espera que el tiempo todo lo calme.

Déjanos tus Comentarios