Con permiso de Sardá, más que la chica de Crónicas Marcianas

¡¡Más que la chica de Crónicas Marcianas!! Más que chica de Crónicas Marcianas, sí. Repasar tu vida en un blog, verter en apenas un puñado de palabras lo que has sido, lo que eres y lo que quieres ser, resulta un ejercicio de reflexión fascinante para una mujer como yo, que comenzó su carrera en