Sí, hoy, aún siendo madridista, toca defender al Barça

madrdista

Hoy, hablemos de competición y rivalidad… pero ante todo, de espectáculo y ¡¡¡¡juego limpio!!!!

madridista

Escuchar el himno de tu club, disfrutar del talento de un puñado de profesionales, apasionarte, vivir con intensidad el partido, no precisa de ninguna clase de mala educación ni violencia…

Los incidentes de Heysel, sus víctimas, marcaron un antes y un después en la normativa en materia de seguridad en los estadios de fútbol.

Los incidentes de Heysel, sus víctimas, marcaron un antes y un después en la normativa en materia de seguridad en los estadios de fútbol.

Hubo un tiempo en que los campos de fútbol, para evitar que los descerebrados pagaran las broncas con la mujer, las frustraciones en el curro por culpa del jefe, el examen suspendido… (vaya, las innumerables frustraciones cotidianas que amenazan nuestra paz interior), se rodeaban con una reja metálica como si la cancha fuera un penal de máxima seguridad, con la diferencia de que se trataba de proteger a los de dentro de los de fuera, por si en algún momento del partido parte del respetable decidía liarse a tortas con el árbitro, con los jugadores del equipo rival o del propio equipo o, lo más habitual, con las frustraciones de la afición rival…

El odio y la violencia que despierta el fútbol entre determinado tipo de gente es difícil, por no decir imposible, encontrarlo en otro tipo de espectáculo de masas.

El odio y la violencia que despierta el fútbol entre determinado tipo de gente es difícil, por no decir imposible, encontrarlo en otro tipo de espectáculo de masas.

La violencia y las avalanchas obligaron a eliminar las vallas sustituyéndolas por otras formas de contención y endureciendo las penas, frente a una violencia que, especialmente tras la catástrofe del estadio belga de Heysel, donde murieron aplastados en una avalancha 39 seguidores -la mayoría de la Juventus de Turín-, y más de 600 resultaron heridos, se había convertido en un problema de orden público a nivel mundial.

Para mí, llevar a mis peques al Bernabéu, disfrutar de un partido de fútbol, es importante para educarlos en la convivencia.

Para mí, llevar a mis peques al Bernabéu, disfrutar de un partido de fútbol, es importante para educarlos en la convivencia.

Yo soy madridista hasta los andares, 100% merengue, pero al mismo tiempo me gusta el fútbol, sin condicionantes ni colores, el buen fútbol y creo que hay pocos espectáculos más intensos y apasionantes que un buen partido, de esos de poder a poder, con dominio, juego y goles, sobre todo, goles… y partiendo de esa premisa si además gana mi Madrid ¡mejor!

Son continuas las campañas para promover el juego limpio y las actitudes responsables entre los jugadores profesionales.

Son continuas las campañas para promover el juego limpio y las actitudes responsables entre los jugadores profesionales.

En muy pocos deportes se da, como en el fútbol, la vinculación de toda una familia, padres, abuelos, primos tíos, llevando y trayendo en campos de tierra sin lugar en el que sentarse, con lluvia y frío o a pleno sol, con el chaval que quiere ser y, sobre tod,o que tiene madera para ser jugador profesional, muchas veces pese a todo el esfuerzo realizado, una lesión puede truncar una buena carrera, y es por eso que creo que los jugadores de fútbol cobran única y exclusivamente lo que les dan y que los grandes cracks normalmente producen muchísimo más de lo que cuestan…

Un día de “derby” futbolero con tus peques es un día de emociones, de nervios, de alegrías o penas, pero siempre de felicidad…

Un día de “derby” futbolero con tus peques es un día de emociones, de nervios, de alegrías o penas, pero siempre de felicidad…

En competiciones internacionales, siempre quiero que gane cualquier trofeo un equipo español, y si la final es un Real Madrid Vs Barça o dos equipos españoles ¡mucho mejor!

En competiciones internacionales, siempre quiero que gane cualquier trofeo un equipo español, y si la final es un Real Madrid Vs Barça o dos equipos españoles ¡mucho mejor!

Sin embargo, por algún motivo que desconozco, es en el fútbol también donde se da la más irracional, inexplicable y gratuita violencia, sin justificación ni lógica alguna, porque a ver: si hablamos de rivalidad, ¿qué pasa con rivalidades como las de Valentino Rossi y Jorge Lorenzo en el mundo de las motos?, ¿o la de Nadal y Federer en el Tenis?, ¿las de los Lakers y los Celtics en la NBA? Y si hablamos de nuestras penas cotidianas y de pagarlas con el artista de turno ¿no se pueden aplicar a otros espectáculos…? Sin embargo, nadie se lía a guantazos con su vecino de butaca simplemente porque la película, la obra de teatro o el concierto te parece malo, lo que haces es que te levantas y te vas, eso sí, excepto en la ópera que, además, te esperas al entre-acto para marcharte.

No se puede coger manía a la gente porque sí, y mucho menos cuando además te dan espectáculo y nos permiten disfrutar de su talento. Hay que admirarlo y reconocerlo, aunque sea en silencio, nunca criticarlo y mucho menos agredirlo.

No se puede coger manía a la gente porque sí, y mucho menos cuando además te dan espectáculo y nos permiten disfrutar de su talento. Hay que admirarlo y reconocerlo, aunque sea en silencio, nunca criticarlo y mucho menos agredirlo.

En tu vida cotidiana, en un restaurante, si no te gusta el menú, no te pones a arrojar tu copa o la comida al maître o al chef, pagas y no vuelves más. Y si la cajera en el supermercado no es simpática al atenderte no le lanzas un bote de “Vanish” a la cabeza; o, si el bancario de tu sucursal te devuelve un recibo, no saltas el mostrador y te lías a golpes con él.

madridista

El “fariseísmo” y los intereses de cada uno, por desgracia, están presentes continuamente en el mundo del deporte profesional, y del fútbol en particular, y hoy te aplaudo y te sonrío y mañana te atizo…

madridista Buitre

Ejemplo de compromiso, ejemplo como crack, como dirigente y sobre todo como persona, Emilio “el Buitre” Butragueño, un orgullo para su escudo y para el mundo del fútbol.

Como artista que soy, siempre defenderé al que está en el escenario, ya sea en un circuito, una cancha, campo o estadio, tal vez por esto me cuesta tanto entender buena parte de lo sucedido el pasado fin de semana en Mestalla cuando un espectador lanzó una botella de plástico medio vacía a la cabeza de Neymar, como me avergonzó hace unas semanas la polémica por culpa de las mangas cortadas de la camiseta, con alguien tan vinculado y entregado a la selección nacional como Piqué. Me resulta inexplicable que todo un presidente de La Liga de fútbol profesional arremeta contra aquellos que le dan de comer, los jugadores, diciendo que si fingían o que se tiraban como bolos, y que “le daría vergüenza que sus hijos le vieran fingir así”, especialmente, cuando a 190 pulsaciones en un estadio y con una afición tan manifiestamente hostil después de marcar el gol de la victoria en el descuento, no sabes si te cae solo una botella o mil más detrás, ni sabes si esa botella está llena de agua, vino o de aguas menores…

Sr. presidente de la LFP, para mí, el sacrificio, esfuerzo y trabajo de estos cracks siempre es un buen ejemplo…

Sr. presidente de la LFP, para mí, el sacrificio, esfuerzo y trabajo de estos cracks siempre es un buen ejemplo…

Las mayores rivalidades de la historia del deporte al margen del fútbol no han tenido trascendencia más allá de la cancha de juego, y mucho menos enfrentamientos entre los partidarios.

Las mayores rivalidades de la historia del deporte al margen del fútbol no han tenido trascendencia más allá de la cancha de juego, y mucho menos enfrentamientos entre los partidarios.

Sr. Tebas, usted, que nunca ha sido un crack, se merece esta semana mi premio al “gamba” del blog por sus palabras. Debería recordar que son estos cracks los que pagan su jugoso salario. Explíqueme, ¿qué tenía que hacer Neymar, como mi admirado Cantona, levantarse el cuello de la camiseta e irse a darle lo suyo al espectador? ¿Recoger la botella y darle un trago…?, ¿pedir perdón a la afición local por ganar…?

madridista

En mitad del fragor y la tensión de un partido ¿¿cómo diferenciar qué te han tirado y si es algo aislado o detrás vienen más objetos…??

Lo dicho Sr. presidente, usted a lo suyo y, por encima de todo, a defender a “sus” jugadores, que lo son todo, lo mismo los de nuestro Real Madrid que los del Barça, por mucho que sea el eterno rival… y yo sea madridista

¿¿¿Te da derecho por simplemente haber pagado una entrada a insultar y decirle a un profesional cosas que serías incapaz de decírselas a la cara…???

¿¿¿Te da derecho por simplemente haber pagado una entrada a insultar y decirle a un profesional cosas que serías incapaz de decírselas a la cara…???

Los éxitos llegan siempre con sacrificio y trabajo, y la rivalidad puede ser sana, pero diciendo siempre NO a la violencia…

Los éxitos llegan siempre con sacrificio y trabajo, y la rivalidad puede ser sana, pero diciendo siempre NO a la violencia…

FOMI