Hoy hablaremos de un espacio nuevo que me llamo la atención en mi querida Lisboa

Con mi Citroen C3 de escapada de fin de semana… Aquí frente a la iglesia de Belem.

 

LX FACTORY Lisboa, es como una boda: algo nuevo, algo viejo, algo prestado…Llevo ya unos años viviendo en las Rías Baixas gallegas, a escasos kilómetros de la frontera portuguesa. Esa cercanía con el país vecino y el hecho de que Oporto o la misma Lisboa hayan estado mas cerca de mi casa que Madrid, me ha permitido conocer y disfrutar más allá de tópicos o de ninguna imagen estereotipada de nuestros vecinos.

Disfrutar de cada rincón, empaparme de su particular magia y estilo…

Siempre me ha encantado el contraste, la convivencia en la mayoría de ciudades de Portugal entre lo clásico ,casi decadente, y lo más rupturista. Una convivencia casi perfecta que en los últimos años ha cautivado a millones de turistas de todo el mundo, haciendo de Lisboa, una de las referencias actuales de la modernidad.

Sus coloridas callejuelas, se han convertido en el mercado más vanguardista de Lisboa.

 Así que, en una de mis últimas visitas a la capital lusa, descubrí un espacio distinto y refrescante, un auténtico pulmón de modernidad, un mercado modernista sin complejos que realmente me pareció sorprendente y que, con una cierta envidia, quiero desde es blog, compartir con vosotros: “FX Factory”.

Imprescindible visitar la librería “Ler Devagar” y sus interminables estantes: libros para toda la familia

Hace un par de años inauguraba en la zona de Rodríguez de Faria, junto al río a cubierto del puente  de “25 de abril” y rehabilitando una antigua fabrica, “FX Factory Lisboa”, convirtiendo un viejo espacio industrial en un vivero  de diseñadores, artistas, y creadores de toda clase, acompañado de restaurantes, bares e incluso una discoteca, un teatro al aire libre y un espacio de conciertos que ha revalorizado definitivamente una de las zonas deprimidas de la ciudad.

El adoquinado característico de las calles convive con el colorido de tiendas… y vehículos.

Orden en el caos…

Personalmente, creo que este tipo de espacios, son hoy en día imprescindibles en cualquier capital que pretenda ser referencia en estilo. Son además absolutamente complementarios con las zonas comerciales más “clásicas” ya que, a diferencia de estas, dan la oportunidad a diseñadores noveles y artistas de toda clase a buscar fórmulas alternativas para presentar sus creaciones y diseños, abriendo un abanico de precio tanto en las tiendas como en los espacios de ocio y restauración, que permiten a un amplio abanico social.

Los domingos hay un mercadillo de todo tipo de productos de segunda mano…

Desde la terraza de uno de sus muchos bares y restaurantes, las vistas son increíbles…

Rendirme  al buen humor que trasmite cada rincón de “LX Factory” …

Una sensación que me gusta…

La oferta no deja a nadie indiferente, hay de todo para todos, y aunque solo sea por las vistas del “Cristo Redentor”, el puente y el río, desde la terraza de uno de sus espacios, vale la pena la escapada…

El tiempo pasa y hasta los tradicionales tranvías lisboetas, se reinventan para celebrar la modernidad de este nuevo espacio…

La fusión entre el carácter  clásico y moderno, se asoma a los balcones en cada rincón de la ciudad.

 

 

FOMI