Lotería de Navidad: anda, que como nos toque mañana….

Lotería Navidad

¿Habéis visto ya el anuncio de este año de la Lotería de Navidad? Si no lo habéis visto todavía, os aviso que en mi post puede haber “spoiler». ¡Ahí os lo dejo!

Lotería de Navidad

En pesetas o euros, la mañana del 22 de Diciembre, las voces de los niños y niñas de San Ildefonso con su particular cantinela es el chupinazo que indica el inicio de la Navidad.

En España, todos sabemos que da lo mismo lo que diga el calendario, los árboles del Paseo de la Castellana o ningún edicto municipal sobre iluminación navideña. No entramos oficialmente en la campaña Navidad hasta que El Corte Ingleé nos recuerda que Papá Noel y Los Reyes de Oriente han de ser precavidos y hacerse de inmediato con su catálogo de juguetes, y sobre todo, hasta que llega a nuestras pantallas de TV puntual el anuncio del sorteo del “Gordo” de la Lotería Nacional.

En una radio como esta en “VINOS FOLE”, la taberna de mis abuelos en pleno barrio de Antón Martin de Madrid, se reunían desde primera hora los clientes y amigos a escuchar el sorteo… mi abuelo todo el año jugaba el mismo número!

En una radio como esta en“VINOS FOLE, la taberna de mis abuelos en pleno barrio de Antón Martín de Madrid, se reunían desde primera hora los clientes y amigos a escuchar el sorteo… ¡Mi abuelo todo el año jugaba el mismo número!

 

Reconozcamos que a todos nos gusta la Navidad, nos gusta ese algo especial que empezamos a sentir ya a mediados de noviembre y que va creciendo hasta que llega el día 24 y explota junto a aquellos que más queremos.

Reconozcamos que a todos nos gusta la Navidad, nos gusta ese algo especial que empezamos a sentir ya a mediados de noviembre y que va creciendo hasta que llega el día 24 y explota junto a aquellos que más queremos.

En 2013, cinco grandes de la canción española protagonizaron el anuncio de la lotería de Navidad, y de inmediato toda suerte de “Memes” y bromas en las redes…!!!

En 2013, cinco grandes de la canción española protagonizaron el anuncio de la lotería de Navidad, y de inmediato toda suerte de “Memes” y ¡¡¡bromas en las redes…!!!

Me vais a perdonar, pero estoy convencida que desde hace tres años, desde el “fiasco” del famoso anuncio de Montserrat Caballé, Raphael & friends del 2013, en las agencias de publicidad hay un momento determinado del año en que reúnen a sus creativos, sacan un par de cajas tamaño XXL de kleenex al centro de la mesa, y ponen en marcha una tormenta de ideas para ver quien tiene la idea o encuentra la trama argumental más deprimente, triste o marginal, y consigue vaciar las cajas de pañuelos a costa de las lágrimas y el rímmel de sus compañeros, para dar con la idea que les sirva de eje central del anuncio.

Lotería de Navidad

En la vida es mejor tomarse las cosas con buen humor… Señores creativos, ¿que tal si al mal tiempo le ponemos buena cara y el año que viene nos reímos todos con el anuncio de la lotería para variar…?

Que si hay que ser seria, soy muy seria… pero que si no, nadie me gana a cachondeo, y me encanta alegrarle las fiestas a los míos…!!!

Que si hay que ser seria, soy muy seria… Pero que si no, nadie me gana a cachondeo ¡¡¡y me encanta alegrarle las fiestas a los míos…!!!

El drama social, y una presunta solidaridad, me parece un argumento demasiado sencillo, ir a la lagrima fácil, apelar a la esperanza… realmente estos últimos años, los creativos no se lo curran mucho, ¿no creéis?, además ¿acaso hay que ser solidarios solo en fiestas?, ¿y que pasa el resto del año?

El drama social, y una presunta solidaridad, me parece un argumento demasiado sencillo, ir a la lagrima fácil, apelar a la esperanza… Realmente, estos últimos años, los creativos no se lo curran mucho, ¿no creéis? Además ¿acaso hay que ser solidarios solo en fiestas?, ¿y qué pasa el resto del año?

Viene este comentario porque en mi post de hoy quiero hablaros del nuevo anuncio de Lotería, donde a una maestra jubilada de pueblo, víctima de una confusión viendo las noticias de la tele, con su nieto en el salón que no le hace el más mínimo caso pese a que le trae el desayuno (que ya está bien…), cree que le ha tocado la Lotería y con la “complicidad” de todos sus vecinos (se entiende que la mayoría de ellos ex-alumnos) pone patas arriba su pueblo en una suerte de celebración, convencida la buena mujer de que le han tocado nada menos que 4 millones de euros del premio gordo…

La actitud del nieto, con los zapatos tirados en el suelo de cualquier manera, que ni levanta la vista del móvil (pese a que la abuela le ha preparado un desayuno que ni en un hotel), me parece muy mal comienzo…

La actitud del nieto, con los zapatos tirados en el suelo de cualquier manera, que ni levanta la vista del móvil (pese a que la abuela le ha preparado un desayuno que ni en un hotel), me parece muy mal comienzo…

Pobre señora, es que con esto de las nuevas tecnologías y las imágenes de archivo, a nada que andes un poco despistada, te lías y lo mismo confundes el Gordo de Navidad, que le mandas a otro el mensaje de “WhatsApp” equivocado…

Pobre señora, es que con esto de las nuevas tecnologías y las imágenes de archivo, a nada que andes un poco despistada, te lías y lo mismo confundes el Gordo de Navidad que le mandas a otro el mensaje de WhatsApp equivocado…

Lotería de Navidad

Un año más, el anuncio apela a una solidaridad de la gente que, a la hora de la verdad, por desgracia mucho me temo que brilla por su ausencia… Incluso en Navidad.

Lotería de Navidad

La cara del hijo es todo un poema, imagínate tú que mal rollo, como no le toque el Gordo de Navidad de verdad… ¿cómo se lo explicas?

Pese a que se parecía más al malo malísimo de una película de “Iron Man”, nuestro “calvo” favorito, repartía por estas fechas millones de euros e ilusiones por todos lados, sin necesidad de hacernos llorar..

Pese a que se parecía más al malo malísimo de una película de “Iron Man”, nuestro “calvo” favorito repartía por estas fechas millones de euros e ilusiones por todos lados sin necesidad de hacernos llorar.

Atrás quedan ya los años del “calvo de la Lotería” que impecablemente cool y de negro riguroso, al abrigo del boom económico, repartía magia y millones a soplidos en calles y plazas de todo el país como si no hubiera un mañana. Especialmente, en estos últimos anuncios, se ha impuesto la pena, el dramón y la lagrima más o menos fácil, primero con un parado en el bar, luego con un casi jubilado personaje de animación y sus “amigos” maniquíes y ahora con doña Carmina y su “pequeño” lapsus temporal.

Hay que reconocer que la dirección de Santiago Zannoud, la localización, el guión, cásting, etc. es impecable y estará sin duda entre los mejores anuncios del año, lo que no evitará que sus ya cientos de “memes” en internet… ¡¡¡también lo estén!!!!
Es cierto que en este caso, Zannoud nos deja con la duda de que pasará el día 23 de diciembre si finalmente a nuestros amigos no les toca ni la “pedrea” y la pobre mujer tiene que regresar a la realidad de su pensión de maestra.

 

Hay veces que la vida te regala instantes mágicos, como la noche que me toco cantar el número del “Telecupon” de mi Yaya querida…

Hay veces que la vida te regala instantes mágicos, como la noche que me tocó cantar el número del “Telecupón” de mi yaya querida…

Acabaré este post compartiendo una anécdota personal: hace unos años, estando yo con la gran Carmen Sevilla trabajando en el “Telecupón”, cantamos un número y quiso la casualidad y el azar que lo tuviera mi “yaya Rosa”, así, ante notario, sin trampa ni cartón, simplemente, por obra y gracia de la diosa la fortuna…

Lo dicho, vamos a tomarnos este “asuntito” de la vida con buen humor, y ver si el año que viene el anuncio del Gordo de Navidad, no hace llorar… de Risa, como mi amigo el gran “Popin”

Lo dicho, vamos a tomarnos este “asuntito” de la vida con buen humor, y a ver si el año que viene el anuncio del Gordo de Navidad nos hace llorar… de risa, como mi amigo el gran “Popin”.

FOMI

P.D. He leído en el periódico esta semana que un compañero actor, Carlos Olaya (La Embajada, El tiempo entre costuras) de 53 años, sobrevive junto a su madre de 83 recitando poesía en el metro a cambio de caridad. Y como él, son muchos los actores y artistas que viven esa misma o parecida realidad. Mal va un país que trata de este modo a la gente de su cultura, y esto sí que no es un anuncio de Lotería.