El verano diferente de los reyes Felipe y Letizia en Mallorca

Los reyes Felipe y Letizia no han defraudado este año en Mallorca.

La estancia de los Reyes en Mallorca ha sido muy diferente a la de los años anteriores. Era rarísimo que las niñas aparecieran más allá del posado en Marivent y una visita relámpago al club náutico para que don Felipe les presentara a la tripulación del Aifos. Con este barco que la empresa italiana Ferragamo presta a la Armada compite desde hace años el Jefe del Estado en la Copa de Vela. En esta edición no hubo suerte. Lo principal era ver lo relajado y comunicativo que ha estado el rey en esas jornadas marineras, y después, en el posado en los jardines de Marivent con la reina y las hijas.

La diferencia con el verano pasado es que por fin la princesa de Asturias ha contestado a las preguntas de los periodistas acreditados en esta puesta en escena que ya es un clásico. Hasta ahora, la heredera permanecía junto a sus padres y era la madre la que respondía por ella y por la hermana. Hace dos agostos al salir de una exposición de Joan Miró previamente comunicada a la prensa pedimos una opinión al rey y luego a las niñas. Al insistir, doña Letizia respondió “les ha gustado mucho y no os van a dar ningún titular”. Nos quedamos en shock ante lo que a todas luces era una salida poco esperada de la consorte real, que ese día no estaba de buenas.

Los reyes Felipe y Letizia no defraudan

El verano diferente de los reyes Felipe y Letizia en Mallorca

Por primera vez, la heredera respondió las preguntas de la prensa.

Ella misma preguntó en otra ocasión que si los periodistas considerábamos que lo suyo eran vacaciones. Esa vez también nos sorprendió la contestación. Ahí quedó la frase para la hemeroteca y la posteridad. Esta vez todo ha sido diferente y hemos podido ver a los miembros de la Primera Familia más de una vez. ¡Qué digo!, hasta cuatro veces, contando la aparición en los jardines de Marivent, donde por fin la heredera contaba su experiencia en el campamento de Estados Unidos, lo bien que se lo habían pasado y que a ella y a su hermana les gustaría repetir. El padre rey apuntó “Bueno, ya veremos, habrá que negociar”.

El encuentro con la prensa duró diez minutos, suficiente para destacar ese cambio. Y otro dato. El resto de apariciones públicas de las niñas Borbón Ortiz han sido con la abuela, doña Sofía. Acudieron al cine a ver El rey león, que ya había visto la reina emérita dos días antes con sus otras nietas, Irene y Victoria. Llamó la atención que la hija de la infanta Cristina no compartiera la visita al mercadillo de Pollença y al espectáculo de El Lago de los Cisnes con sus primas. Resumiendo, la estancia de los Reyes no ha defraudado. Ojalá se repitieran esas apariciones de la heredera y su hermana. Como decían los ciudadanos que coincidieron con ellas, “con lo preciosas que son es una pena que las veamos de Pascuas a Ramos”. Pues eso, a repetir la experiencia, que es positiva para la Jefatura del Estado y para todos.

Ana Obregón en la lucha contra el cáncer 

El verano diferente de los reyes Felipe y Letizia en Mallorca

Ana Obregón y Boris Izaguirre fueron los presentadores de la gala contra el cáncer.

Y quiero felicitar la generosidad de Boris Izaguirre y Ana Obregón. Los dos amenizaron la gala del Cáncer que se celebró en Marbella. La pareja conectó con los más de cuatrocientos invitados que habían pagado su entrada con derecho a cena, la rifa y a las actuaciones de Bertín Osborne, Divicio y Francisco. Todos ellos lo hicieron “gratis total”. La presidenta de la asociación, Maika Pérez de Cobas, inauguró un día antes el Espacio Activo Contra el Cáncer en los locales de Marbella. Obregón se emocionó al recordar la terrible experiencia que supone tener un ser querido con esta enfermedad.