La reina Sofía: su día más especial con el reencuentro de sus hijos

Irene y Victoria ayudaron a su abuela a soplar las 80 velas de su tarta de fresa y nata, la preferida de la reina Sofía.

Los últimos años no han sido fáciles para la reina Sofía. Se ha hecho visible lo que hasta hace poco permanecía bajo siete llaves, como eran las infidelidades de don Juan Carlos. Una situación personal complicada para toda la familia a la que se sumaron las declaraciones de la comisionista Corina, que se presentaba como la “amiga entrañable” de su marido. Unas acusaciones graves hacia el monarca que no había que dar por buenas pero que hicieron mucho daño a la Institución. Tanto fue así que don Juan Carlos abdicó y el príncipe de Asturias se convirtió en Felipe VI. Ese sí fue una gran día para doña Sofía, que veía como su hijo tomaba las riendas como Jefe del Estado.

Fue la primera vez que públicamente daba las gracias a la reina emérita llamándola madre. Nunca hasta ese momento se había referido con este tratamiento filial. Para todos siempre ha sido la Reina. El día de la proclamación no solo fue emocionante para doña Sofía, también para los que durante muchos años hemos hecho información de Casa Real. En mi caso empecé en la revista Tiempo cuando don Juan Carlos como jefe del Estado, su mujer y sus hijos formaban una unidad familiar aparentemente feliz. No lo eran pero guardaban las apariencias. En Mallorca don Juan Carlos se rodeaba de amigos poco recomendables y doña Sofía se dedicaba a organizar el veraneo de los suyos.

«El rey organizó personalmente la fiesta de su madre»

La reina Sofía: su día más especial con el reencuentro de sus hijos

Al almuerzo asistieron amigos personales de la Reina, como el cantante Plácido Domingo y su mujer, Marta.

Ella misma ha contado que en Marivent ha pasado las épocas más bonitas de su vida. De hecho es la única de la familia que alarga su estancia en Mallorca hasta el otoño.“Va y viene de Madrid para cumplir con sus tareas institucionales, pero aquí se encuentra muy cómoda porque la prensa no está pendiente de ella. Se la puede ver pasear por la calle con su hermana la princesa Irene, tan contentas las dos. Palma es su refugio”, explica el colega Tomeu Ferragut, una de las personas que más conoce los movimientos de la familia real.

Cuento todo esto para explicar cómo este 80 cumpleaños para la reina ha sido uno de los días más felices de su vida. Y por varias razones. Primera, porque la fiesta de aniversario la organizó personalmente su hijo. Era la primera vez que los convocados recibían una invitación firmada por Felipe VI. Nunca hasta la fecha había sucedido. El Rey quería homenajear a su madre de una manera especial y lo consiguió reuniendo a las personas más queridas para doña Sofía, aparte de sus hijos, nietos y marido. Desde el director de orquesta Zubi Metha hasta Fara Diba, pasando por Noor de Jordania o Plácido Domingo y su mujer. Y lo más importante, por fin la infanta Cristina aparecía en una reunión familiar.

El mejor regalo de la Reina

La reina Sofía: su día más especial con el reencuentro de sus hijos

Esta imagen, con la familia al completo, ha sido uno de los mejores regalos de la reina Sofía.

Parecía imposible esta escena pero no hay que olvidar que, aunque Urdangarin permanezca en la cárcel de Brieva cumpliendo sentencia, la infanta Cristina salió libre y sin cargos del Caso Noos, por lo que no había razón para ese alejamiento. Me cuentan que doña Sofía se emocionó al ver a todos sus nietos juntos, incluidas la princesa de Asturias y la infanta Sofía, que no tienen relación habitual ni con los primos Urdangarin ni con los Marichalar. La guinda la puso don Juan Carlos con un bonito discurso donde destacó la labor de la homenajeada como madre, abuela y, por supuesto, reina al servicio de España. Hacía años que no se dirigía a su mujer de esta manera tan cariñosa.