De los vestidos de la reina Letizia al cumpleaños de bajo perfil de la infanta Elena

El último acto de la reina Letizia antes de comenzar sus vacaciones de Navidad fue la entrega de los premios Nacionales de la Industria de la Moda. Los periodistas presentes pensábamos que era una convocatoria más. Y, como en otras ocasiones, estábamos convencidos que haría un guiño con su estilismo a los premiados. Era un acto en el que la consorte real suele estar más comunicativa y relajada.

Así había sucedido en ediciones anteriores, y así lo esperábamos. Nuestra apuesta era saber si repetiría con Varela, su diseñador de cabecera, o nos sorprendería con alguna novedad. Entre los periodistas que cubrimos este tipo de encuentros una de las gracias es averiguar el primero la firma del modelo real. Esta vez no dábamos con la clave.

¿Homenaje a Sofía o economía doméstica?

De los vestidos de la reina Letizia al cumpleaños de bajo perfil de la infanta Elena

El look que lució la Reina en los Premios Nacionales de la Industria de la Moda es un diseño vintage de doña Sofía, de 1982.

Apareció con un dos piezas de color rojo. Una falda plisada y una blusa con unos hombros muy marcados que recordaban a la época de los Loco Mía, el grupo musical que acompañaba sus espectáculos con abanicos. Pues nada, no había quién acertara. Doña Letizia estaba ese día muy guapa, con su melena ondulada y un maquillaje para muchos algo excesivo para la mañana. Ojos muy delineados y sombra ahumada, que es lo que se lleva este año según las expertas en belleza.

En eso estábamos divagando los periodistas y diseñadores, intentando averiguar el jeroglífico, cuando fue la propia protagonista la que nos desveló el secreto. Resulta que el conjunto lo había recuperado del ropero de doña Sofía. Y no era la primera vez que la nuera utilizaba el armario de su suegra, previamente pasado por las manos de la costurera que desde hace años se dedica a estos menesteres. Cuando las infantas vivían en el palacio de la Zarzuela los vestidos de gala se transformaban: se intercambiaban las faldas que eran de diferente color o estampado con los palabra de honor y a la inversa.

Doña Elena, 55 años

De los vestidos de la reina Letizia al cumpleaños de bajo perfil de la infanta Elena

La infanta Elena en Madrid hace unos días, durante la Asamblea del Comité Paralímpico Español.

Y lo mejor fue que la reina Letizia no tuvo inconveniente en explicar la procedencia. La pregunta que nos hicimos los periodistas era si se trataba de homenajear a la madre de su marido o reciclar en tiempos de economía doméstica. En el palacio de la Zarzuela igual que en la casa de los reyes titulares, hay un almacén donde se guarda todo el vestuario con su consabida nota y fotografía en la que se especifica cómo, cuándo, dónde y quién lo utilizó. La razón por la que la nuera eligió ese vestido para enseñarlo en los premios de la moda es toda una incógnita.

Dos días después la infanta Elena cumplía 55 años. Al no ser una fecha redonda no hubo fiesta grande, como sucedió en otras ocasiones. Lleva una vida con poco ruido. Mantiene su trabajo en Mapfre, no tiene pareja oficial, sale con su grupo de amigos y se ha convertido en la mejor compañera de ocio para su padre, don Juan Carlos. Una existencia alejada del trabajo institucional, aunque de vez en cuando sí representa a la Corona. Hay muchas voces que aseguran que a la primogénita Borbon Grecia habría que recuperarla.