Miguel Bosé y Nacho Palau: ¿acuerdo o juicio?

Nacho Palau y Miguel Bosé podrían verse las caras en el juzgado sin no llegan a un entendimiento.

Miguel Bosé ha vuelto a su casa de Somosaguas con sus dos hijos. No es un regreso definitivo como se ha dicho, sino estacional. Y seguirá viajando a menudo a Madrid. La mayoría de las veces estos desplazamientos a la capital del reino no han tenido repercusión mediática, como esta última vez. No se esconde, va a cenar a casa de amigos, se cita con sus abogados, sale a comprar por la zona de Somosaguas y hace una vida cotidiana más o menos normal.

Me cuentan que la semana pasada estaba en una gasolinera cercana a su domicilio con sus dos hijos. No se bajó del todoterreno y fue el acompañante el que se acercó a la caja para pagar, mientras él abría el maletero para colocar bien unos paquetes. Una señora le reconoció y fue a saludarle. A diferencia de otras veces en que prefiere pasar desapercibido, en esta ocasión, relajado y tranquilo, se hizo una foto con la admiradora. La dama en cuestión, de edad parecida a la de Lucía Bosé, repetía como un mantra: “¡Qué majo eres, qué majo eres!”.

Miguel Bosé y Nacho Palau, más cerca que antes

Miguel Bosé y Nacho Palau: ¿acuerdo o juicio?

Miguel Bosé ha vuelto a Madrid por tiempo limitado.

Es posible que la tensión de meses atrás cuando su ex pareja Nacho Palau abrió la caja de los truenos contando lo que solo el círculo más íntimo conocía haya desaparecido. Ese conflicto afectivo y por qué no decirlo, también económico, le afectó de tal manera que el cantante hasta tuvo problemas de voz. Nacho Palau interpuso una demanda para que los cuatros niños volvieran a estar juntos y mantuvieran el mismo ritmo de vida.

Es posible que Bosé y Palau lleguen a un acuerdo sin pasar por los tribunales. El encuentro en el juzgado de Familia de Pozuelo tendría que celebrarse este mes de julio de no llegar a un entendimiento. Puede ser que las últimas declaraciones del escultor al periodista José de Santiago tengan que ver con esa necesidad de actualizar el interés mediático. De ahí que al final el artista prefiera no entrar en disputas legales que no le beneficiarían. Entre otras cosas, porque 25 años de convivencia dan para mucho. Compartir vivencias, economía y empresas durante un cuarto de siglo puede resultar muy rentable para Palau.

La lucha de Isabel Gemio

Miguel Bosé y Nacho Palau: ¿acuerdo o juicio?

Isabel Gemio estrenará un documental sobre la enfermedad que padec su hijo.

No lo conozco, y por lo tanto, mi opinión se reduce a sus declaraciones públicas y a la manera tan poco elegante que tuvo de visibilizar una historia sentimental sin el consentimiento de Bosé. Su unidad familiar con cuatro hijos pequeños era lo suficientemente importante para no frivolizarla. Por cierto, Miguel Bosé, que mantenía una deuda importante con Hacienda, la ha solucionado. La Agencia Tributaria lo ha sacado del listado de morosos que hace público todos los años.

Y felicidades a Isabel Gemio. Una mujer luchadora y valiente. Su hijo Gustavo padece distrofia muscular, una enfermedad rara que, por ahora, no tiene curación. A través de su fundación ha hecho un documental, Jóvenes invisibles, que amadrinó la Infanta Elena. “Hay que acelerar al máximo la investigación y que el mundo sepa que esta realidad está ahí. Nuestros hijos se mueren porque la investigación cuesta mucho y son plazos muy largos. Me paso la vida pidiendo a las empresas para que nos ayuden. Este documental es una manera de hacer visible este drama que padecen muchas familias”, explicaba emocionada.