Julio Iglesias  y Borja Thyssen, sus contenciosos  con la justicia

Julio Iglesias y Borja Thyssen son dos rostros conocidos que podrían tener problemas con la justicia.

Ya se sabía desde hace tiempo que Borja Thyssen mantenía un contencioso grave con la Agencia Tributaria que le podía llevar a la cárcel. Sus declaraciones no coincidían con las informaciones que obraban en el organismo público. El hijo de la baronesa, igual que su madre, tienen pasaporte suizo y ambos residen fiscalmente en Andorra desde 2008. Por lo tanto, pagan sus impuesto fuera de España. La propia baronesa me lo contaba hace un mes en la residencia de la pintora y mecenas Mayte Spínola.

Esa noche la homenajeaban con la medalla de la Filantropía. Aún no había acuerdo con el ministerio para que su colección privada se quedara por fin en España. “La firma está al caer”, aseguraba el ministro Guirao en una entrevista en ABC la semana pasada. Pero la noche de su homenaje Tita no era muy optimista. Quizá tenía que ver con el catarro que padecía y que le hacía ser menos objetiva. “Me siento tratada injustamente tanto por el ministerio de Hacienda como por el de Cultura. Yo soy coleccionista de arte y parece que esto fuera un delito”. Por otro lado, cuando le pregunté si estaba  preocupada por la pena de seis años que le pedían a su hijo prefirió ser más cauta y zanjo el tema. “Espero que se arregle”, apuntó.

«La relación entre la baronesa Thyssen y su hijo están un tanto frías”

Julio Iglesias  y Borja Thyssen, sus contenciosos  con la justicia

Borja Thyssen se enfrenta a una pena de tres años de cárcel.

Ahora hemos sabido que la Fiscalía pide tres años de cárcel y un millón de euros por presunto fraude cometido en la declaración de la renta de 2010. Es la segunda acusación. La anterior era por simular que residía en Andorra desde 2007.El problema no se ha solucionado sino que se ha complicado y Tita está muy preocupada. Recibió la llamada de los abogados el lunes por la mañana cuando se encontraba en Marbella descansando, después de un fin de semana con mucho trabajo en el museo de Málaga. Se celebraba el octavo aniversario de su apertura y había sesión de patronato.

Una vez que terminó sus obligaciones no volvió a Madrid, sino que quiso relajarse en su villa “Mata Mua” y ahí recibió la mala noticia. Y no fue su hijo quien la llamó porque las relaciones filiales están un tanto frías, una situación que tampoco es nueva. “A Tita le gustaría que Borja se implicara más. El único que la apoya y está pendiente es su sobrino Guillermo. Cuando Tita se lo comenta, Borja se mosquea, dejan de verse y así hasta el siguiente reencuentro. Para nosotros es como el día de la marmota, me comentan amistades de la baronesa que reconocen que el asunto de Hacienda la tiene en vilo.

Julio Iglesias y su paternidad

Julio Iglesias  y Borja Thyssen, sus contenciosos  con la justicia

El supuesto hijo de Julio Iglesias va a por todas en su demanda de paternidad.

Julio Iglesias también tiene su contencioso particular. No tiene nada que ver con deudas económicas y sí con su paternidad. Una filiación que el supuesto hijo, Javier Santos lleva más de cuatro décadas reivindicando. El próximo 30 de mayo será el juicio, al que casi seguro no se presentará el cantante. Así me lo confirma Fernando Osuna, abogado de Javier. Su despacho se ha convertido en el paseo de todos los hijos no reconocidos que quieren demostrar su filiación.

Desde Manuel Díaz (El Cordobés), Alexis Ledgard (Bigote Arrocet), una hija de torero aún por determinar y por supuesto el que se convertirá en el octavo hijo de Julio Iglesias. “Por fin se va a terminar estar historia”, asegura. Cuenta Osuna que el hecho que Julio Iglesias no venga a cantar a España nada tiene que ver con este proceso de filiación. «Las fuerzas de orden público no le van a detener porque no se presente al juicio. Es un proceso civil y no penal. A principios de junio tendremos ya la sentencia”, confirma Osuna.